Compartir
Publicidad

La crítica literaria a debate en el Congreso de la Fundación Caballero Bonald

La crítica literaria a debate en el Congreso de la Fundación Caballero Bonald
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Estos días se ha celebrado en Jerez de la Frontera el noveno congreso de la Fundación Caballero Bonald. El tema principal era la relación entre literatura y periodismo. El miércoles por la tarde se habló de la crítica en los medios y participaron en el debate el periodista y escritor Juan José Téllez, el editor y crítico literario Ignacio Garmendia y el escritor y también crítico Antonio Jiménez Millán. Por las conclusiones a las que llegaron debió de ser una charla de lo más interesante. Destaco varios fragmentos de lo que se dijo y, como uno de ellos menciona al último ganador del Planeta, dejo un enlace a un artículo de Rafael Reig que no tiene desperdicio.

Téllez destacó que "el buen periodismo es literatura y la mala literatura no llega a ser siquiera periodismo, pero en general creo que en la prensa se hace buena literatura, y no sólo en el ámbito de la opinión, sino también en el del reportaje o en el de la crónica. Hay reportajes que han dado para relatos magníficos como La historia de un náufrago contada por sí mismo de Gabriel García Márquez”. Añadió que "hay mucho complejo y una cierta mirada de superioridad por parte de un sector del ámbito literario que siempre considera al periodismo como poco más que un escudero de la literatura, y no lo es. Una buena columna de Juan José Millás puede ser incluso mejor que una buena novela de Juan José Millás". Para Garmendia el oficio de crítico literario “es esforzado, ingrato e indeseable para hacerlo, pero para el lector creo que hay una oferta bastante completa, que hay varios buenos críticos de referencia en los suplementos literarios de los periódicos. Dicen que los suplementos literarios están muy condicionados por los grupos mediáticos a los que pertenecen y por la propia capacidad del crítico, pero yo no creo que haga falta ninguna titulación especial para hacerla. Es algo que no tiene tanto mérito".

Antonio Jiménez señaló que "de cualquier manera, en el fondo la dificultad es la misma (en el periodismo y la crítica), la dificultad de condensar en muy poco espacio la valoración de un libro tratando de conocer el resto de la obra de un autor y tratando también de orientar al lector dentro de esa selva que se presenta todos los meses en las librerías. Es un arte difícil, y yo creo que se aprende a base de tiempo y experiencia ".

Vía | Diario de Jerez Más Información | Millás y los escritores abducidos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio