Compartir
Publicidad

Miguel de Unamuno, dibujante

Miguel de Unamuno, dibujante
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Los escritores no dejan de dar sorpresas, no importa hace cuanto tiempo hayan fallecido ya, y Miguel de Unamuno, una de nuestras principales referencias literarias, no es la excepción. No se trata sólo de que con el transcurrir de los años, y de los siglos, aparezcan manuscritos, obras inacabadas, escritos olvidados, sino que también descubrimos que muchos escritores eran algo más que escritores y se desarrollaron también en otras disciplinas.

Unamuno, por ejemplo, no solamente se contentaba con retratar la realidad a través de la palabra, sino que también usaba el lápiz y el papel para registrarla a través del dibujo. Y no era poca cosa si vemos que la Universidad de Salamanca está inaugurando una exposición de los dibujos del escritor nacido en Bilbao el 29 de septiembre de 1864 y fallecido en Salamanca el 31 de diciembre de 1936.

La exposición fue inaugurada hoy por el actual rector de la Universidad, Daniel Hernández Ruipérez, y fue preparada por Ana Chaguaceda, directora de la Casa Museo Unamuno de la Universidad de Salamanca. Consta de 160 dibujos y de múltiples objetos que pertenecieron al casi mítico rector de esa casa de estudios.

La pasión de Unamuno por la ilustración estuvo presente durante casi toda su vida y Chaguaceda llama la atención sobre la ternura con la cual registró escenas familiares pero también múltiples otros escenarios de su vida bohemia e intelectual e, inclusive, bosquejos para las portadas de sus libros. Estas ilustraciones están complementadas con fotografías del escritor en diferentes etapas y contextos de su vida.

Esta muestra estará abierta al público hasta el 10 de abril en el Patio de Escuelas Menores de la Universidad salmantina y el horario de visitas es de martes a sábado de 12 a 14 h. y de 18 a 21 h. y los domingos y festivos de 10 a 14 h

Via | El Mundo.es En papel en Blanco | Miguel de Unamuno

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio