Compartir
Publicidad

Miguel Delibes es condecorado con la Medalla de Oro de Castilla y León

Miguel Delibes es condecorado con la Medalla de Oro de Castilla y León
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Miguel Delibes ha sido condecorado con la Medalla de Oro de Castilla y León, un reconocimiento más para una figura que se merece todo lo bueno que le pueda deparar la vida. El presidente de la Comunidad, Juan Vicente Herrera, tuvo la deferencia de desplazarse al domicilio de Don Miguel (otro de los grandes 'Don Miguel' de la literatura castellana) para imponerle la medalla.

Miguel Delibes (Valladolid, 1920) ha dado tanto lustro a las letras hispanas que se ha ganado la admiración y el respeto de todos. Y ésta es una de las pocas ocasiones en que decir 'todos' no es caer en generalizar. Con tan sólo 27 años recibió el Premio Nadal, por La sombra del ciprés es alargada (1947), su primera novela. En el 55 se hace merecedor del Premio Nacional de Narrativa, por Diario de un cazador, el séptimo libro de una carrera literaria que ya contaba con otra obra cumbre: El camino (1950). En 1982 recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Letras y desde entonces no ha dejado de obtener un reconocimiento tras otro, convirtiéndose en uno de los pocos casos en que el lobby literario español ha estado a la altura de las circunstancias. Ha sido distinguido con el Premio de las Letras de Castilla y León (1984) y es Caballero de la Orden de las Artes y las Letras de la República Francesa (1985). En 1991 fue laureado con el Premio Nacional de las Letras Españolas y dos años después recibió por fin el Premio Cervantes. En 1999 volvió a ganar el Premio Nacional de Narrativa, por El Hereje, convirtiéndose en uno de los cuatro escritores que lo han ganado dos veces.

Esta distinción de su Comunidad viene a unirse a otros honores más sociales que literarios, como es su nombramiento como Hijo Predilecto de Valladolid (1986), la Medalla de Oro de la provincia de Valladolid (1993) y la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo (1999). Además, el pasado mes de Julio obtuvo un reconocimiento muy especial: el título de Hijo Adoptivo de Molledo (Cantabria), lugar en el que se ambienta 'El Camino'.

Toda esta retahíla de premios y distinciones han intentado reconocer a un hombre que ha pasado toda su vida a servicio de las musas, legándonos obras tan magníficas como 'La sombra del ciprés es alargada', 'El camino' (novela que todo padre debe poner en las manos de sus hijos), 'Diario de un cazador', Cinco horas con Mario, El príncipe destronado, Los santos inocentes, Señora de rojo sobre fondo gris, 'El hereje'...

Cuando Juan Vicente Herrera le entregó la medalla al que calificó como "patriarca de las letras españolas", Don Miguel la recibió con un comentario a la altura de su idiosincrasia:

Mucho metal para mí...

Delibes tiene 89 años y tras la muerte de Francisco Ayala es quizá el único exponente de una generación que ha vivido toda la Historia reciente de España desde un punto de vista único, el altar desde donde los genios ven cómo los demás tropezamos en las mismas piedras. Al mundo literario sólo le ha quedado una cuenta pendiente con Don Miguel: el Premio Nobel de Literatura que, como muchos pensamos, se le ha negado injustamente y que difícilmente obtendrá a estas alturas. Un lujo que se pierde; el Premio, quiero decir...

Vía | El País En Papel en Blanco | Miguel Delibes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio