Compartir
Publicidad

Muere Cristóbal Serra, heterodoxo genial de las letras mallorquinas

Muere Cristóbal Serra, heterodoxo genial de las letras mallorquinas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Como mallorquín me apena contaros que esta madrugada nos ha dejado a los 89 años el escritor Cristóbal Serra. Pocos son los nombres que Mallorca legará a la historia de la literatura, pero el de Serra será sin duda uno de ellos. Heterodoxo genial, inclasificable, ermitaño urbano, poeta silencioso, Serra tradujo al castellano a autores como William Blake, Leon Bloy, Lao-Tsé, Herman Melville, Swift y Max Jacob, entre otros.

Su primera obra, ‘Péndulo y otros papeles‘, se publicó en el año 1957, a la que siguieron otros títulos, entre ellos ‘Viaje a Cotiledonia‘ (1963), quizá su obra más recordada, en la que se adentraba en una geografía imaginaria habitada por seres ejemplares: modelos que ejemplificaban actitudes, posturas morales, culturales, étnicas o políticas.

Entre sus libros, destacan ‘Diario de signos‘ (1980); ‘Guía para el lector del Apocalipsis’ (1980); ‘Las líneas de mi vida’ (1986); ‘Retorno a Cotiledonia’ (1989); ‘Augurio Hipocampo’ (1994); ‘Efigies’ (2002), o ‘El don de la palabra’ (2004). En 2006, la Universitat de las Illes Balears le nombró Doctor Honoris Causa por su trayectoria literaria.

Para los escritores mallorquines, Serra ha sido siempre un referente ineludible de nuestras letras. Don Cristóbal siempre fue como nuestra isla: de cierto carácter sedentario pero a la vez con una luz universal que le hacía muy singular. Puedo decir que tuve la suerte de conocerle en persona, y estuve en varias ocasiones en su casa, junto a algunos amigos que sentían la misma devoción por él. Empezamos hablando de las traducciones anteriores de lus obras y terminamos, horas después, divagando sobre tipos de barbas y bigotes. Y entre tanto, Cervantes, Quevedo, Bloy, Hugo, la pelicula ‘La pasión de Cristo’, los testigos de Jehová, lo agarrado que es el editor Olañeta, la narcolepsia, las infusiones, los orígenes del euskera y Passolini. Charlar con Cristóbal Serra era en verdad todo un placer.

Hoy las letras baleares y españolas están de luto. Descanse en paz.

Noticia | Diario de Mallorca Imagen | Cristóbal Serra, en su investidura como doctor honoris causa en la UIB (2006). Foto: Josep Oliver. Más información | Cristóbal Serra, uno de los nuestros

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio