Compartir
Publicidad

Muere el Nobel de literatura ruso Alexander Solzhenitsyn

Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El escritor ruso Alexander Solzhenitsyn, premio Nobel de literatura en 1970, ha muerto en Londres a los ochenta y nueve años. Solzhenitsyn es probablemente una de las figuras históricas más conocidas de la oposición interna soviética al régimen estalinista. Recién licenciado en matemáticas y nada más volver del frente, Solzhenitsyn fue arrestado al descubrir la censura militar críticas a Stalin en sus cartas privadas y condenado a los campos de trabajo que se conocerían como gulag.

Enfermo de cáncer, Solzhenitsyn terminó siendo exiliado a Kazajistán dónde en 1961 publicó su primera novela basada en sus experiencias personales, Un día en la vida de Iván Denisovich. La novela tuvo un gran impacto tanto en Rusia como en el resto de Europa, en una época en la que se empezaba a tomar conciencia de los excesos del estalinismo.

Sin embargo, su reciente celebridad y su reconocimiento con el Nobel no le libraron de conflictos con el régimen. En 1969 fue expulsado de la Unión de Escritores Soviéticos por denunciar la censura de Estado que se ejercía sobre los autores y en 1974 la URSS le deportó a Alemania Oriental privándole de la ciudadanía rusa por la publicación de El Archipiélago Gulag 1918-1956. En esta obra capital Solzhenitsyn recogió la experiencia de prisioneros de campos de trabajo para unirla a la suya y dar un testimonio preciso y sobrecogedor de la maquinaria de la represión soviética.

En 1990 recuperó la ciudadanía rusa y en 1994 regresó con honores de Estado a Rusia. Hasta 1998 siguió ejerciendo la literatura con obras extremadamente críticas con la actualidad rusa y el año pasado recibió el Premio Estatal de la Federación Rusa por su trabajo humanitario de manos del presidente Putin.

Vía | El Pais Más Información | Biografía de Alexander Solzhenitsyn en EPdlP, Autobiografía de Alexander Solzhenitsyn en Nobelprize.org (en inglés)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio