Compartir
Publicidad

No sabemos casi nada de Shakespeare (I)

No sabemos casi nada de Shakespeare (I)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

A pesar de las apariencias, aunque exista una idea más o menos consensuada popularmente sobre William Shakespeare, aunque se hayan escrito miles de libros sobre el bardo más famoso de todos los tiempos, lo cierto es que apenas sabemos nada acerca de Shakespeare. Eso si somos optimistas. Si nos inclinamos por el pesimismo, de Shakespeare no sabemos NADA, ni siquiera cómo se escribía su nombre.

El historiador George Steevens, por ejemplo, admite que todo lo que él puede garantizar que sabemos con bastante seguridad acerca de Shakespeare se reduce a:

Nació en Stratford-upon-Avon.

Tuvo una familia allí.

Viajó a Londres.

Se convirtió en actor y autor.

Regresó a Stratford, hizo un testamento y murió.

El resto de píldoras biográficas y hasta bibliográficas son pura especulación. Aunque los investigadores se hayan abismado en las actas bautismales, en las escrituras de propiedad, en los certificados de impuestos, en los registros legales (muchos, pues en aquella época se adoraban los litigios) y demás selvas burocráticas, no nos han proporcionado una información cumplida sobre los aspectos más formales de la vida y obra de Shakespeare. Y menos aún nos revelan sobre sus emociones.

A pesar de la foto que encabeza este post, tampoco sabemos qué aspecto tenía Shakespeare.

Lo más espectacular acerca de lo que ignoramos sobre Shakespeare, es que no sabemos cómo se escribía su nombre y, por tanto, cómo se llamaba realmente. De sus firmas, contamos con seis diferentes (y no hay dos que coincidan):

Will Shaksp, William Shakespe, Wm Shakspe, William Shakspere, Willm Shakspere y William Shakspeare.

Resulta curioso que nunca haya utilizado la única forma en la que su nombre ha pasado a la historia.

¿Y cómo se pronunciaba su nombre? Según Helge Kökeritz, autora de Shakespeare´s Pronunciation, tal vez Shakespeare lo pronunciara con una “a” corta, como en la palabra inglesa Shack.

Entre los aspectos más destacables de lo que ignoramos de Shakespeare, se cuenta el número de obras teatrales que escribió, por ejemplo, y también en qué orden las escribió. Aunque se pueden deducir algunas de las lecturas de Shakespeare, tampoco es posible enumerar cuáles fueron.

De las supuestas obras que conservamos del puño y letra de Shakespeare (14), seis de ellas están firmadas con su nombre completo y las palabras “por mí” rubricadas en su testamento.

¿Qué más podemos asegurar sobre el dramaturgo? En la siguiente entrega lo descubriremos.

Vía | Shakespeare de Bill Bryson

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio