Compartir
Publicidad

Oscar Wilde se queda sin besos

Oscar Wilde se queda sin besos
Guardar
7 Comentarios
Publicidad

Aunque esta noticia tiene ya cierto tiempo me ha parecido buena idea rescatarla en un día como hoy, cuando (se supone) el amor está en el aire, vísperas de San Valentín. ¿Y hay algo más amoroso que un beso? Pocas cosas, desde luego, y mucho me temo que el bueno de Oscar Wilde ya no recibirá más besos. Y antes de que penséis que me he vuelto loca me refiero a la extraña y curiosa costumbre de dejar marcas de besos en la tumba del autor en París.

Una costumbre que ya no podrá llevarse a cabo nunca más, porque pese a existir multas de hasta 12.000 dólares, los turistas no cejaban en su empeño de estampar sus morritos pintados en la tumba del autor en el cementerio de Père Lachaise en París. Por lo visto, la grasa que contienen las barras de labios dañaba el monumento, por lo que han decidido instalar un alto cristal ante la tumba de manera que el acceso sea imposible.

Las quejas no han tardado en aparecer y ahora los turistas y seguidores del autor se quejan de que antes el monumento tenía más personalidad. Qué queréis que os diga, a mí me parece bien la protección que han puesto si con ello evitan la degradación del monumento. Hay muchas maneras de demostrar amor hacia tu autor favorito y no tienen porque ser dañinas para la tumba en sí misma. Se pueden dejar notas amorosas, dejar una foto tuya, o incluso, besar el cristal transparente, ya que de besos va la cosa… De esta manera las generaciones futuras también podrán rendir homenaje a Wilde mientras su tumba se mantiene (esperemos) en perfectas condiciones.

Vía | BBC
En Papel en Blanco | El recuerdo de Oscar Wilde

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio