Compartir
Publicidad

Polémica subasta de manuscritos y objetos de Pessoa

Polémica subasta de manuscritos y objetos de Pessoa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado 13 de junio se conmemoró el 120 aniversario del nacimiento de Fernando Pessoa, pero días antes había estallado una polémica que parece haber finalizado ayer. El anuncio de los herederos del escritor de sacar a subasta parte de su obra inédita provocó la reacción del gobierno portugués, que trató de evitar la dispersión del legado literario.

El temor del gobierno de Portugal era que el patrimonio de Pessoa terminase en manos extranjeras (al no poder competir con las pujas privadas), lo que, entre otras cosas, dificultaría una edición completa de sus obras. Por ello, la Biblioteca Nacional de Portugal inició conversaciones formales con los herederos de Pessoa para tratar de adquirir algunos de los materiales que se pondrían a la venta, como el suculento y voluminoso dossier Crowley.

El mencionado dossier incluye la correspondencia completa que mantuvo Pessoa con el astrólogo y ocultista inglés Aleister Crowley (1875-1947), manuscritos y ejemplares de la revista 'Orpheu', 'Contemporânea' y 'Sudoeste', y cerca de cien páginas de una novela inconclusa sobre el supuesto suicidio del mago que lleva por título 'Boca del Infierno'. Pessoa entró en contacto con Crowley en noviembre de 1929 al escribirle una carta en donde le advertía de errores en el horóscopo que éste acababa de publicar. Fue el comienzo de una relación epistolar que se prolongó durante dos años en los que también llegaron a encontrarse en persona.

Los sobrinos de Pessoa prácticamente se han negado a hacer declaraciones y, desde el comienzo, se descartó la compra por parte del Estado de todo el material, ya que la familia sólo estaba dispuesta a vender pieza por pieza. En fechas anteriores, la Biblioteca Nacional compró a la misma casa de subastas el manuscrito 'Indicios de ouro' y varios cuadernos de Mário de Sá-Carneiro que estaban en poder de los familiares de Pessoa, y por los que pagó 30.000 euros.

Finalmente ayer se produjo la ansiada y polémica subasta en la sociedad P4 Photography. A pesar de que un funcionario municipal intentó detener la puja y retirar de la venta 25 lotes reclamados por el Ayuntamiento lisboeta, los responsables de la casa de subastas siguieron adelante arguyendo que la orden municipal no estaba validada por un juez. No obstante, la Alcaldía logró comprar el contrato de arrendamiento de la casa de Pessoa por 3.000 euros.

A la luz de las previsiones y de los resultados, todo apunta a que no se cumplieron las expectativas de la casa de subastas. Varios compradores anónimos adquirieron documentos, papeles y recuerdos del escritor, pero de los 70 lotes disponibles se vendieron 51. El dossier Crowley, que en el catálogo estaba valorado en 100.000 euros, se remató por algo más de 50.000.

Vía | Yahoo! Noticias Más información | El País, The Fernando Pessoa Auction En Papel en blanco | Fernando Pessoa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio