Compartir
Publicidad

¿Por qué la cuenta de Lewis Carroll estaba en números rojos?

¿Por qué la cuenta de Lewis Carroll estaba en números rojos?
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sí, no os preocupéis que os voy a dar la respuesta a esta pregunta, aunque quizá os sorprenda. Y es que, desde que se descubrió póstumamente la faceta de fotógrafo de Lewis Carroll, autor de la famosa Alicia en el País de las Maravillas, ha pesado sobre él la sombra de la pedofilia, debido principalmente a que gran parte de las fotos que se conservan son de niñas e incluso en algunos casos, de desnudos. Pues bien, ahora se han hecho públicas las cuentas del autor ingles y ¡vaya!, resulta que se encontraba en números rojos por los donativos que entregaba para ayudar a los niños.

Al parecer, Carroll ayudaba a una treintena de entidades que cuidaban de niños que habían sufrido abusos y llegaba incluso a donar el doble de su salario anual, por lo que el pobrecito tenía siempre la cuenta tiritando... Así Charles Lutwidge Dodgson, verdadero nombre del autor, siempre realizaba los donativos en secreto a entidades como la Sociedad para la Protección de Mujeres y Niños, que perseguía a hombres que abusaban sexualmente de niños. El peor momento en su cuenta corriente le llegó en 1892, cuando tenía un descubierto de 22.000 libras, más o menos 25.000 euros actuales, que llevó al director del banco a informarle de que las próximas retiradas de dinero tendría que hacerlas previo acuerdo.

Jenny Woolf, autora de una nueva biografía sobre Lewis, The mistery of Carroll, ha sido la artífice de esto logro, consiguiendo que Barclays hiciera pública su cuenta bancaria. Esto ha sido posible debido a que el fallecimiento se produjo hace más de un siglo y a que tenía sus ahorros en un banco local que fue adquirido posteriormente por el Barclays.

A Woolf le parece que este descubrimiento debería tapar muchas bocas que lo consideraron un pederasta, además de hacernos ver lo generoso que era Carroll. Sin embargo, hay quien piensa que en estos donativos se ve claramente su sentimiento de culpa y los remordimientos que tenía. La autora por su parte, sigue teniéndolo claro y explica por qué no eran estas las razones de los donativos:

Alguien que fuera culpable habría querido decirle a todo el mundo acerca de sus donaciones con el fin de mostrar que no era pederasta. Él los mantuvo privados.

En fin, creo que a pesar de todo no terminarán de irse las dudas sobre el tipo de interés real que Lewis Carroll tenía en los niños, y hay que reconocer que tanta generosidad asusta un poco. Lo que si está claro es que el pobre mío llevaba el bolsillo limpito limpito...

Vía | abc.es En Papel en Blanco | Lewis Carroll, fotógrafo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio