Compartir
Publicidad

Quevedo de vuelta a la capilla

Quevedo de vuelta a la capilla
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Ya relatábamos acá el momento en el que se determinó que los restos que permanecían en la parroquia de San Andrés Apóstol de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real) eran realmente de Quevedo.

Hoy, los restos encontrados, analizados y reconfirmados como de Francisco de Quevedo, fueron depositados en capilla de la Virgen de la Soledad de la iglesia parroquial de San Andrés Apóstol de la localidad de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real):

Los restos del insigne escritor del Siglo de Oro fueron depositados en una urna de forja junto al estudio de identificación realizado por un equipo de la Escuela de Medicina Legal de la Universidad Complutense de Madrid, varias monedas de curso legal y un acta de depósito firmada por el Consistorio infanteño, la Iglesia y el notario de la localidad manchega.

Quevedo falleció el 8 de septiembre de 1645 en el Convento de Santo Domingo de Villanueva de los Infantes y fue enterrado en la cripta de la familia Bustos, en la actual capilla de la Virgen de la Soledad, pero sus restos fueron trasladados a la Iglesia de San Andrés Apóstol, donde fueron descubiertos en 1955.

Hoy, regresa su osamenta (o lo que pudo ser recuperado de ella) al lugar original de inhumación, cerrándose así el enigma que durante décadas rodeó el destino real de los restos de uno de los más grandes exponentes del barroco español.

Vía | La Vanguardia En Papel en blanco | El muerto era Quevedo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio