Compartir
Publicidad

Restaurada y abierta al público la casa de Agatha Christie

Restaurada y abierta al público la casa de Agatha Christie
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Acaba de concluir la restauración de la casa de campo de Agatha Christie en Devon (Inglaterra) que, por fin, este fin de semana abre sus puertas a los visitantes.

Cuando en 2005, tras la muerte de la hija y del yerno de la escritora, el National Trust (organismo que se dedica a la conservación del patrimonio británico) se hizo cargo de la mansión Greenway, ésta se encontraba en muy mal estado de conservación, con el tejado terriblemente dañado y una pared a punto de desplomarse. El trabajo de recuperación ha costado unos 6,4 millones de euros y los voluntarios que se han prestado a colaborar han invertido casi 10.000 horas. Si bien fue donada al National Trust en el año 2000, hasta fechas recientes sólo se había tenido acceso al jardín.

Robby Brown, administrador de la propiedad, afirma:

Ha sido una labor enorme y costosa restaurar la casa y el jardín, pero espero que los visitantes disfruten como lo hicieron otros dueños, como lugar de vacaciones familiar en el que había reuniones para gozar el interés por los jardines, el amor por los viajes, la literatura y la música.

Agatha Christie adquirió el edificio en 1938 y, hasta 1959, pasó allí todas sus vacaciones. Era habitual que reuniese a la familia y a los amigos al término de una nueva novela, y organizase lecturas de sus textos.

Para Mathew Prichard, nieto de la escritora, su mayor deseo es que la gente que venga pueda sentir algo de la magia que yo sentía cuando mi familia pasaba tanto tiempo en los años 50 y 70.

A partir de este fin de semana la casa Greenway estará abierta al público, que podrá visitar las habitaciones y salones y admirar algunos de los objetos que pertenecieron a la reina del misterio, ya que se ha procurado conservar las estancias en el estado en que estaban cuando la autora residía allí. Además, una parte del edificio se alquilará como apartamento vacacional, con capacidad para diez personas (¿"diez negritos"?). Me pregunto cuánto costará el capricho. Ya me imagino a los inquilinos recreando las reuniones de las novelas, ávidos de descubrir al asesino...

Vía | El Mundo En Papel en blanco | Agatha Christie

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio