Compartir
Publicidad

Se han cumplido veinte años del Nobel de Camilo José Cela

Se han cumplido veinte años del Nobel de Camilo José Cela
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El 19 de Octubre de 1989 la Academia Sueca otorgó el Premio Nobel de Literatura a Camilo José Cela, el último escritor español que ha recibido el galardón. Anteriormente sólo habían sido distinguidos otros cuatro autores españoles: José Echegaray (1904), Jacinto Benavente (1922), Juan Ramón Jiménez (1956) y Vicente Aleixandre (1977), con lo que los datos se prestan para plantear un debate: ¿sólo un español en las últimas tres décadas?

Camilo José Cela (Iria Flavia, Padrón, 1916 - Madrid, 2002) recibió el premio merecidamente, es decir: creo que está fuera de toda discusión que su obra literaria está a la altura de las mejores del siglo XX. Su primera novela, La familia de Pascual Duarte (1942), está traducida a 38 idiomas y muy cerca de llegar a las 300 ediciones. La colmena (1951), su obra más conocida y una de las mejores novelas del siglo, está disponible en 26 lenguas y lleva más de 230 ediciones. Académico de la RAE desde 1957 (sillón Q), Cela recibió el Príncipe de Asturias dos años antes que el Nobel, lo que le dio un empujón definitivo a su candidatura. Más tarde, en 1995, percibió el Premio Cervantes después de haber puesto en duda, por decirlo suavemente, la valía de tal galardón. El escritor coruñés está y debe estar entre las lecturas obligatorias de la educación española pues gran parte de su obra es asequible para la comprensión que se le supone a un adolescente. No quiero decir que su estilo sea facilón, ni mucho menos: considero que es complejo pero no complicado.

cela-nobel.jpg
El escritor gallego que nunca escribió en gallego tiene una Casa-Museo en su aldea natal, Iria Flavia, perteneciente al concello de Padrón, que es visita obligada para cualquier amante de la literatura que pase unas jornadas cerca de Santiago de Compostela. Gestionada por la fundación que lleva su nombre, la Casa-Museo posee 1.429 ediciones distintas de las 120 obras publicadas por el escritor que presumía de ser capaz de absorber un litro y medio de agua por el ano.

Yo he visitado la Casa-Museo (que está muy cerca de la correspondiente a la otra gran figura literaria de Padrón, Rosalía de Castro) y he de decir que es todo un placer susceptible de acabar convirtiéndose en síndrome de Stendhal, ya que uno puede admirar in situ un sinfín de textos manuscritos pertenecientes a sus novelas, libros de viajes, relaciones epistolares, discursos... Ver sus borradores no tiene precio: tachones, correcciones, añadidos entre líneas que se convierten en verdaderos párrafos, notas del autor, faltas ortográficas... Un auténtico pozo del tiempo donde no pasan las horas como afuera de sus muros.

Eso sí, no sé cómo estarán las cosas actualmente porque he leído una serie de noticias sobre unas acusaciones de ex-trabajadores, denunciando que el recorte presupuestario estaba afectando a la correcta conservación de la colección. La presidenta de la Fundación, Marina Castaño, respondió que son falacias vengativas por haber sido despedidos por ese mismo recorte presupuestario. En fin, me reservo mi opinión sobre la condesa marquesa viuda porque no me quiero calentar.

Así que este aniversario es una oportunidad tan buena como otra para acercarse por primera vez o volver a la obra de Camilo José Cela, un excelente escritor con una personalidad epatante que debe ser admirado por los lectores de todo el mundo a pesar de que fue un voluntario colaboracionista con el régimen franquista, hecho del que hablaré próximamente.

En Papel en Blanco | Camilo José Cela | Premio Nobel de Literatura Sitio Oficial | Fundación Camilo José Cela

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio