Compartir
Publicidad

Vitoria le erige una estatua a Ken Follet

Vitoria le erige una estatua a Ken Follet
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

Decimos con frecuencia que los escritores más célebres de la actualidad lo son gracias a la atención que les otorgan los medios y el mercado, pero que una vez que pasen de moda la historia no les recordará. Pero Ken Follet nos va a hacer quedar como mentirosos, ya que Vitoria le ha erigido una estatua para agradecerle que se inspirara en las obras de restauración de su catedral para su última novela, Un mundo sin fin.

La estatua se encuentra en la Plaza de las Burullerías y representa a un Follet de gesto meditabundo, inmerso en pleno proceso mental de creación de ficciones (un retrato más psicológico que físico, según el escultor). Se trata de una de estas figuras de hierro forjado a tamaño natural y de estilo hiperrealista que "adornan" numerosas ciudades españolas y cuyo principal objetivo parece ser el de pegarte un buen susto las noches que sales de parranda, con su pose rígida y ojos muertos.

No sólo es la primera estatua que existe de Ken Follet, sino que - hasta dónde yo sé - es el primer caso en el que un best-seller es inmortalizado públicamente por, eso, ser un best-seller. Y ni siquiera por un ciudad promocionada en su libro: aunque Follet se inspirara en Vitoria e hiciera ahí la presentación de la novela, esta no forma parte de su trama. Raro sería que Sevilla le dedicara una estatua a Dan Brown, pero él al menos la hizo marco de una de sus obras, si bien a su bochornosa manera.

Parece que Vitoria intenta así postularse como meca de peregrinación de los seguidores de Follet. No es mala estrategia, pero habrá que ver si realmente aguanta el paso del tiempo. Dentro de cincuenta años, cuando las obras de Ken Follet hayan desaparecido de las estanterias reemplazadas por la última sensación editorial, los vitorianos empezarán a preguntarse quién demontres es ese señor al que parece haberle dado un telele mirando a la catedral. Y es que haberlo colocado frente al libro de piedra, como llamó al edificio Victor Hugo, no hace sino más evidente el contraste.

Vía | Yahoo! Noticias En Papel en Blanco | Vargas Llosa inaugura su efigie en el Museo de Cera de Madrid

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio