Compartir
Publicidad

Cuando Vladimir Putin fue Harry Potter

Cuando Vladimir Putin fue Harry Potter
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

La traducción rusa de Harry Potter and the Deathly Hallows ya está en la calle y batiendo récords, como en el resto del mundo, con una tirada de 1.800.000 ejemplares. Sin embargo, las cosas no pintaban tan bien para el retoño literario de J.K. Rowling hace cinco años en la Madre Rusia, cuando el segundo libro de la saga, Harry Potter y la Cámara Secreta, se vió envuelto en un proceso por "brujería". Del que, paradójicamente, salió absuelto.

En 2002 una indignada vecina de Moscú interpuso una demanda contra el libro, acusándolo de hacer propaganda de satanismo, brujería y ocultismo. Entre otras cosas acusaba al libro de herir sus sentimientos religiosos, predicar la brujería y atacar la moral cristiana ortodoxa. No eran acusaciones muy distintas de las que ha tenido que soportar la saga en otras partes del mundo, pero la originalidad del asunto es que la Fiscalía rusa se lo tomó en serio y decidió cursar la demanda.

Tan en serio se lo tomó que decidió organizar una comisión de maestros, escritores y clérigos ortodoxos para evaluar el potencial peligro de la obra, en una maniobra que no deja de recordar el reciente enfrentamiento entre un gobierno de un país del este y ciertos personajes infantiles de colores con debilidad por las natillas y los complementos de señora.

Naturalmente la repercusión mediática fue sonora. Los medios más beligerantes con el gobierno no tardaron en utilizar el asunto para denunciar el servilismo judicial en Rusia a la hora de apoyar los recortes de la libertad de expresión de los que tan frecuentemente se acusa a Vladimir Putin. Incluso algunos no se privaron de trazar la comparativa entre Putin y Potter: un oscuro desconocido que ingresa en una sociedad secreta (la KGB) con sede en un castillo de cuento de hadas (el Kremlin), y que va ascendiendo de la mano de un anciano y voluminoso mentor (Boris Yeltsin) hasta hacerse con el poder absoluto.

El 31 de diciembre de 2002 la Fiscalía dio carpetazo al caso al declarar que no había indicios de delito. Para entonces ya se había estrenado la segunda película de Harry Potter, y Vladimir Putin se enfrenta desde entonces a otro parecido razonable con el universo del mago adolescente...

Vía | Yahoo! Noticias En Papel en Blanco | Harry Potter

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio