Compartir
Publicidad

[Lectura para el verano] Los muertos vivientes

[Lectura para el verano] Los muertos vivientes
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este cómic nacido de la mente del guionista Robert Kirkman supone un soplo de aire fresco para el género de terror en general y el de los zombis en particular.

Tras despertar de un coma en un hospital, el agente de policía Rick Grimes descubre que su pueblo está infestado de estos seres con gustos culinarios poco recomendables. Emprende entonces un viaje para encontrar a su familia y tratar de sobrevivir en un mundo que quizá ya nunca vuelva a ser lo que era.

La decisión es vuestra. Podéis dedicar estos días de intenso calor a deambular por la calle con los ojos en blanco, andares cansinos y babeos ocasionales (sin olvidar los aullidos de hambres que se os escapan hasta alcanzar el chiringuito); o bien podéis sentaros en un lugar fresquito y tranquilo para devorar unos cereb.... digooo, unos cuantos números de esta serie. Aquí van unas cuantas razones por las que deberíais hacerlo:

1- No se trata de una historia de terror al uso. El propio autor lo deja bien claro en la introducción del primer volumen. La historia contiene, desde luego, escenas sangrientas y momentos de peligro. Pero la finalidad de Kirkman no es recrearse en estas situaciones, sino en el efecto que tienen sobre la personalidad humana.

2- Nos adentra de lleno en la psicología de los personajes. Al estar en constante peligro, como si de una guerra se tratase, los personajes viven sus emociones al límite. El miedo condiciona sus actos y sus relaciones con los demás. Su evolución durante la historia los llevará a actuar de formas que ni ellos mismos habrían imaginado. Kirkman apuesta por reflejar la vida cotidiana de una persona en contraste con el mundo hostil donde se desarrolla. En esta civilización devastada, tendrán que esforzarse al máximo para conservar su humanidad si no quieren acabar consumidos por la locura.

3- La atmósfera del blanco y negro. El aspecto visual del cómic está concebido en grises como si fuera una película antigua de George Romero. Es una lástima que Tony Moore abandonara el dibujo a partir del número 6 para ser sustituido por Charlie Adlard, que en un principio no me hacía demasiada gracia. No obstante, aunque no sea tan buen dibujante como Moore, Adlard consigue reflejar en los rostros de los personajes sus tensiones emocionales y construir escenarios claustrofóbicos en los que cualquier rincón puede convertirse en una trampa mortal.

4- La administración de la intriga. También podría haberlo llamado "la miel en los labios". Cada número finaliza con una impresionante splash-page que deja a los personajes en una situación de peligro o ante un importante descubrimiento que sólo se resolverá con la siguiente entrega. Así, Kirkman nos deja con ganas de más, ansiosos por la salida de un nuevo volumen de la colección.

5- Tú también puedes aparecer en el cómic. Esta curiosa iniciativa de los autores permite que los seguidores más fieles aparezcan en la historia bajo la forma de zombis hambrientos que acabarán recibiendo su merecido. Este servicio lo gestionan a través de su web oficial y por lo visto ya son muchos los que se han animado a enviar sus fotos.

¡Vienen por ti!

La edición española de Los muertos vivientes corre a cargo de Planeta DeAgostini. Hasta la fecha han salido 6 tomos que llegan hasta el número 36 de la edición yanqui en formato comic-book. El desenlace aún parece lejano y la caja de sorpresas de Kirkman sigue llena a rebosar. Si buscas una lectura terrorífica pero a la vez inteligente, no hace falta que busques más.

Sitio del autor | Robert Kirkman En Papel en Blanco | Lecturas para el verano Más información | Zona Fandom

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio