Compartir
Publicidad

'Los Radley' de Matt Haig

'Los Radley' de Matt Haig
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Últimamente estoy un poco caótica con las reseñas de los libros que voy leyendo, pero es que cada vez que decido leer uno en concreto, aparece otro totalmente diferente y al final es lo que acabo leyendo. Algo así fue lo que me pasó con Los Radley de Matt Haig, que se interpuso en mi camino y fue el que acabé eligiendo. Un libro diametralmente opuesto a lo que tenía pensado leer en ese momento, pero también es bonito dejarse llevar de vez en cuando, ¿no?

'Los Radley' es un libro de vampiros. Pero, ojo, no de unos vampiros cualquiera. No. La familia Radley son vampiros abstemios, es decir, se niegan a tomar sangre e intentan llevar una vida lo más normal posible. Así, tenemos a Helen y Peter, papá y mamá, que renegaron de su condición de vampiros y se enfrentan a una crisis matrimonial; a Rowan, el hijo mayor, lector de Lord Byron y considerado un "rarito" por sus compañeros de instituto; y por último a Clara, la hija menor, que quiere ser vegetariana en un desesperado intento por caer mejor a los animales que huyen aterrorizados a su paso. La vida transcurre más o menos bien, con sus protectores solares factor 60 y los mareos matutinos, pero hay una pequeña sombra en su vida y es que ni Rowan ni Clara saben que son vampiros. Y claro, cuando Clara va a una fiesta nocturna y sucede lo que no debería suceder, todo se complica más y más...

Clara y Rowan deberán enfrentarse a una nueva realidad, mientras sus padres intentan desesperados que todo continue como siempre. Además, la llegada de Will, el hermano de Peter, no hará sino complicar mucho más las cosas. Will, con su aspecto cool y despreocupado, hará tambalearse los cimientos de la familia Radley, y descubriremos algún que otro secretillo familiar que no debería salir a la luz... De esta manera, nos sumergimos en un mundo aparte, acompañando a una familia en plena crisis de identidad que lo único que quiere es llevar una vida normal, aunque su propia naturaleza se lo impida.

Aterrizamos en una Inglaterra un tanto diferente, donde los vampiros se mezclan con los humanos sin que estos lo sepan, con sangre vampírica embotellada para beber cuando apetezca, con una unidad de ballesteros en la policía por si hay que abatir a algún vampiro que se esté pasando de la raya, con la Sociedad Sheridan para mantener el contacto vampírico, y sobre todo, con El manual del Abstemio, un manual que hay que seguir a rajatabla si quieres abandonar las prácticas vampíricas y convertirte en un ser humano más o menos respetable. Un libro divertido y original, para ver a los vampiros de otra manera.

Escrito con humor, el libro nos lleva más allá de la trama que desarrolla, creando un mundo propio coherente, donde, al fin y al cabo, resulta que los vampiros tienen exactamente los mismos problemas que el común de los mortales. Plagado de referencias literarias vampíricas, nos va desgranando algunos autores vampiros famosos e incluso algún que otro actor y cantante. Por supuesto, Lord Byron era un vampiro, y su muerte tampoco está demasiado clara...

Matt Haig

El libro engancha enseguida, pero sí es cierto que pierde humor y se vuelve más serio conforme va avanzando la trama, pero cumple con creces su cometido que no es otro más que entretener. Los personajes son realistas, sufren y dudan como todos, y van evolucionando a lo largo del libro. Obviamente, no es el libro de mi vida, pero tengo que reconocer que lo he disfrutado mientras lo leía. Normalmente, suelo decantarme por libros más clásicos cuando quiero leer sobre vampiros y otros seres terroríficos, pero está bien leer algo fresco de vez en cuando.

'Los Radley' es la primera novela de Matt Haig que se publica en nuestro país, aunque en Inglaterra hay varias obras suyas publicadas. Todas sus novelas tienen un puntito oscuro que las hace diferentes y muy atractivas, como adaptaciones de Shakesperare protagonizadas por perros en The last family in England, o el Hamlet moderno de Dead Fathers Club. Además, se rumorea por ahí que Alfonso Cuarón está pensando en hacer una adaptación de 'Los Radley' y, sinceramente, creo que es una historia que podría funcionar muy bien en una peli.

Como os decía, este libro no me ha cambiado la vida pero sí que me he divertido leyéndolo. Supone un cambio a tanta historia de vampiro melancólico que nos invade últimamente, aunque tengo que decir que aquí también hay hueco para el amor. Está enfocada a un público juvenil adulto y los que sean amantes de las historias de vampiros con un puntito diferente, lo van a disfrutar. Eso sí, según este libro los mayores genios de la historia han sido vampiros, por lo que tened cuidadito con los famosos...

Julie enciende un cigarrillo y le da una buena calada, todavía intrigada por la botella. - ¿Qué bebes? - Es sangre de vampiro. A Julie la respuesta le parece divertidísima. Echa la cabeza hacia atrás para soltar la carcajada, y Will puede recrearse en un primer plano de su cuello. La piel pálida se encuentra con el maquillaje aún más pálido. Su preferencia habitual. Tiene un lunar pequeño y liso cerca de la garganta. La veta turquesa de una vena bajo la barbilla. Will toma aire por la nariz y alcanza a percibir su aroma, los ríos de Rhesus negativo y desnutrido, impregnados de nicotina, que corren por su cuerpo.

Mondadori Colección Reservoir Books 384 páginas ISBN: 9788439723301 Traducción: Roberto Falcó Miramontes 15,90 euros

Más información | Ficha en Mondadori En Papel en Blanco | 'Drácula, el no muerto': vuelve el vampiro más famoso

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio