Compartir
Publicidad

Regalo para navidad: 'Cartas de Papá Noel', de Tolkien

Regalo para navidad: 'Cartas de Papá Noel', de Tolkien
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Imagina que un año de estos Papá Noel responde a tus cartas cargadas de deseos... Toda una sorpresa, ¿no? Eso es lo que les sucedió a los hijos de J. R. R. Tolkien durante años, desde 1920 a 1943. Su padre avivaba la ilusión de los pequeños navidad tras navidad, haciendo vivir a Papá Noel a través de unas simpáticas misivas...

Tolkien se ocupaba de todos los detalles: sellos del Polo Norte diseñados por él, letra temblorosa (debido al frío y a su avanzada edad, como confiesa en ocasiones a los niños), dibujos que ilustraban sus aventuras, inclusión de otros personajes que lo acompañan durante el año...

En esas cartas que aparecían mágicamente en casa de Tolkien (en la chimenea, cubiertas por la nieve o de manos del cartero), Papá Noel pasa de unos escuetos saludos y felicitaciones al principio a las detalladas aventuras más tiernas y divertidas protagonizadas por él junto a otros personajes que conviven en su gélido hogar...

Porque al final el creador de tantos universos de fantasía se deleita convirtiéndose en personajes variados que cobran vida a través de una nueva caligrafía inventada por Tolkien para disfrute de los pequeños.

El principal personaje que acompaña a Papá Noel es el Oso Polar, causante de la mayoría de incidentes desastrosos y divertidos en la vida en el Polo. Son estupendas las incursiones de este oso travieso y patoso, en letra mayúscula, grande y con faltas de ortografía.

También hacia el final del libro encontramos las palabras de un elfo, secretario de Papá Noel, que toma la palabra en unas minúsculas grafías cuando el barbudo rechoncho está cansado o tiene demasiado trabajo...

Otros personajes buenos que acompañan a Papá Noel son el muñeco de nieve que cuida el jardín, el hombre que habita en la luna, los elfos rojos, los gnomos, los sobrinos del Oso Polar... Y no faltan los personajes malvados, los trasgos, que roban los juguetes de los niños, destrozan el almacén o quieren invadir la casa del anciano.

En un derroche de imaginación, Papá Noel va contando distintas peripecias: cómo se desordenan las estrellas del cielo o se rompe la luna, cómo se funden las luces del Norte, cómo roban los juguetes del almacén, cómo le ayudan los elfos rojos con los juguetes... Y todo, no lo olvidemos, acompañado de unos tiernos dibujos que forman parte indispensable de las cartas.

Las cartas de los últimos años hacen alguna referencia a la atroz guerra que por entonces hacía que muchos niños dejaran de pensar en la navidad y de enviarle cartas a Papá Noel. Pero él seguía ahí despertando ilusiones y deseando la paz.

La mayoría de escritos corresponden a diciembre, aunque también aparecen algunos de octubre o noviembre que instan a los niños a escribirle más cartas. Al final del libro, hasta hay unas poesías para los pequeños a los que les gustan las rimas. Desde luego, Tolkien se tomó mucho interés por hacer que sus hijos escribieran y leyeran con ilusión renovada cada año.

Existen un par de ediciones de este libro. Yo he manejado la de El Aleph Editores, que es la que muestra la imagen. En tapa dura, incluye los facsímiles de las cartas y los sobres y sellos originales que inventó Tolkien. No aparecen todas las cartas manuscritas en su inglés original, pero sí la mayor parte de los dibujos que las acompañaban, ilustrando de manera sencilla y cálida desde el autorretrato de Papá Noel hasta una batalla con los trasgos.

En definitiva, este libro puede convertirse en una compañía perfecta para los niños, que disfrutarán con la magia de Papá Noel hecho realidad para otros niños hace unos años. Y también los mayores amantes de la navidad pueden bucear gratamente por las divertidas historias tramadas por Tolkien.

Yo, aunque soy más bien de los Reyes Magos, reconozco que he pasado buenos momentos leyendo estas entrañables Cartas de Papá Noel.

Más información | Sociedad Tolkien

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio