Compartir
Publicidad

Traducción al español de la peor historia de fantasía jamás publicada

Traducción al español de la peor historia de fantasía jamás publicada
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Hay cierto consenso en que existe una categoría de películas que son "tan malas que son buenas": aquellas con un argumento tan disparatado, con unos efectos especiales tan lamentables y unos actores tan pésimos que se convierten en involuntarios hallazgos cómicos. Para los aficionados a la fantasía americanos esa categoría existe igualmente en la literatura y tiene una obra cumbre indiscutible: The eye of Argon ('El ojo de Argón'), publicada en 1970 por un chaval de dieciséis años llamado Jim Theis.

El argumento en sí es banal hasta decir basta (con decir Conan está todo dicho). Sin embargo, el delirante estilo de Theis lo eleva a otra dimensión. La revista SFX lo describió como un extraño don para elegir la palabra inadecuada y encima usarla mal. Un valiente llamado José Beltrán Escavy ha publicado ahora en Wikiquote la primera traducción al español, respetando las faltas de ortografía y las surrealistas incongruencias léxicas, como su empeño en usar putón fuera de contexto y, para colmo, aplicado a hombres.

Con un ruido nauseabundo el óvalo cercenado cayó al suelo, mientras el torso segregado del bovino antagonista de Grignr se tambaleaba y luego se derrumbaba en un charco de turbulento carmesí.

En la confusión los camaradas del soldado se enfrentaron a Grignr con sables desenvainados, dirigidos hacia la despectiva máscara de este últimos.

-¡Ese putón debiera haber escogido a su presa con más cuidado! –Rugió el vencedor con un gruñido de barítono burlón, mientras limpiaba su hoja chorreante en la forma postrada, y la devolvía a su vaina.

Se trata de diez capítulos publicados originalmente en la revista de aficionados OSFAN, que rápidamente se convirtieron en objeto de culto. Un ingrediente habitual en las convenciones de literatura fantástica son las competiciones de intentar leer en voz alta El ojo de Argón sin trabarse ni reirse, manteniendo por supuesto la pureza del texto original.

Jim Theis murió en 2002 sin haber escrito jamás otra obra de ficción.

Vía | Teleobjetivo Sitio oficial | Wikisource: El ojo de Argon Más Información | Texto original en inglés

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio