Compartir
Publicidad

¿Un nuevo éxito de Tolkien?

¿Un nuevo éxito de Tolkien?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde ayer las librerías británicas exponen en sus escaparates la última obra publicada póstumamente de J.R.R.Tolkien, The legend of Sigurd and Gudrún, un poema de 500 estrofas sobre el mito nórdico de Sigfrido y Krimilda.

En una entrevista por fax concedida a The Guardian, Christopher Tolkien, hijo del famoso escritor de fantasía y que ha pasado los últimos 36 años editando y revisando la obra de su padre, ha afirmado que el libro que ahora publica Harper Collins puede decepcionar a los seguidores de 'El Señor de los Anillos':

Me atrevería a decir que a una buena cantidad (de lectores) se les pueden quitar instantáneamente las ganas de leer una larga narración de poemas en verso y no seguir adelante.

Sin embargo, aquellos verdaderos amantes de toda la literatura de Tolkien pueden experimentar un "impacto inesperado":

Mi esperanza es que quienes aprecian y admiran las obras de mi padre lo encontrarán revelador desde el punto de vista de la poesía nórdica de la antigüedad en general y de su tratamiento de una leyenda intensa, apasionada y misteriosa.

'La leyenda de Sigurd y Gudrun' está inspirada en la 'Edda poética', una serie de poemas medievales capitales en la mitología nórdica en donde se narra la vida de Sigfrido el Volsungo, la caída de los Nibelungos y el rescate de la valquiria Brunilda. Tolkien dejó el manuscrito completo, sin correcciones ni borradores previos, por lo que su hijo asegura que se trataba de una copia final. Se cree que la obra fue concebida en los años treinta, época en la que el autor impartía clases de literatura en la Universidad de Oxford.

J.R.R.Tolkien falleció en 1973 y, desde entonces, su hijo se ha consagrado a la difusión y publicación de los textos inéditos que su padre dejó al morir. El último libro, publicado hace unos años, 'Los hijos de Húrin', ya ha vendido un millón de ejemplares sólo en inglés. Mi edición consiste básicamente en explicar y clarificar, afirma Christopher, que durante su infancia recibía dos peniques por cada errata que encontrara en 'El Hobbit'.

Sobre la reacción que su padre tendría de haber sabido que sus dos obras principales llegarían a vender 150 millones de copias y serían llevadas al cine con tanto éxito, Christopher Tolkien comentó:

[Se hubiera sentido] alternativamente alegre, encantado, divertido, desconcertado, desasosegado, perplejo, indignado, pero, en última instancia, completamente atónito.

Vía | El País En Papel en blanco | Tolkien

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio