Compartir
Publicidad

'Comentario a la Guerra de las Galias', de Julio César: crónica y propaganda

'Comentario a la Guerra de las Galias', de Julio César: crónica y propaganda
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Comentario a la Guerra de las Galias, en latín 'Commentarii de Bello Gallico' y abreviadamente 'De Bello Gallico', es una obra compuesta por seis libros en los que el general romano Cayo Julio César narra su conquista de las Galias, extraordinaria campaña bélica que duró nueve años, del 58 al 50 a. C. Se ha discutido mucho sobre su autoría y según qué fuentes se consulten, el papel del propio Julio César es más o menos determinante, pasando de único genio responsable a simple coordinador del trabajo de otros.

Sea como fuere, el conjunto de la obra se redactó en el año 50 a. C., a partir de un sinfín de textos y anotaciones que César escribía o dictaba entre batalla y batalla. El futuro dictator contaba con un extenso equipo de escribas, entre los que destacaba Aulo Hircio, al que se señala como autor de algunos pasajes y hasta como unificador y último redactor de la obra. Para comprender la importancia de esta obra hay que atender a diversos aspectos que, en conjunto, convierten a 'De Bello Gallico' en un libro capital dentro del género de los Comentarios. Para empezar tenemos al procónsul de la Galia componiendo un texto que funcionara como defensa frente a los ataques que recibía por parte de sus enemigos del Senado (Catón, Escipión, Cicerón, Pompeyo...), justificando cada una de sus acciones y, en consecuencia, toda su campaña militar.

Por otro lado tenemos al César megalómano, el hombre que soñaba con emular y hasta superar al mismísimo Alejandro Magno, el hombre que presumía de ser un descendiente directo de la diosa Venus. Ese hombre también utiliza 'De Bello Gallico' para vanagloriarse pero, sobre todo, como una buena campaña publicitaria. Así que, en conjunto, tenemos al político y al militar fusionándose en un narrador que cuenta sus hazañas en tercera persona para ganar el favor de la plebe.

La obra de Julio César está lejos de ser un simple diario de bitácora, sino que va mucho más allá. Tanto para los ciudadanos romanos de la época como para los lectores de los siglos posteriores, 'De Bello Gallico' ofrece una maravillosa crónica sobre los pueblos que componían las Galias (helvecios, celtas, aquitanos, britanos, belgas, germanos...). El autor no escatima esfuerzo a la hora de describir las costumbres y los rasgos culturales más destacados de las tribus bárbaras que iba sometiendo, un morboso divertimento para las mentes urbanitas de sus contemporáneos y una abundante fuente de conocimiento para nosotros.

Asimismo, el gran general y estratega que era César narra todas y cada una de las acciones militares que lleva a cabo, desde cómo consigue que su ejército marche a gran velocidad hasta cómo planifica tácticamente un ataque, pasando por la cuidada descripción de las innovaciones en maquinaria de guerra y otras construcciones que fue llevando a cabo, como puentes o plazas fortificadas. Pero no sólo se vanagloria de su genio militar, sino que al mismo tiempo aliña su obra con momentos de acción con rasgos aventureros al que no le falta cierto aire épico.

En un siguiente post trataré sobre la obra como modelo de pureza de estilo y finalizaré con una conclusión y un guiño para los seguidores de la serie de la HBO 'Rome'.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio