Compartir
Publicidad
'La joven durmiente y el huso', el despertar de las féminas
Infantil / Juvenil

'La joven durmiente y el huso', el despertar de las féminas

Publicidad

Tenía ganas de echar el guante a una de las últimas obras de Neil Gaiman, y hace unos meses aproveché para hacer uno de esos regalos interesados: cuando le compras algo a alguien con intención de que te deje usarlo en cuanto se descuide. Así que ni corto ni perezoso en cuanto hube despejado un poco mi pila de lectura cogí de estantería ajena 'La joven durmiente y el huso'.

Nos encontramos en uno de estos reinos lejanos, donde la reina está a punto de contraer matrimonio cuando le llegan la noticia de que un sopor ha cubierto un reino vecino y a su princesa por culpa de un hechizo. Ni corta ni perezosa la reina coge su espada y armadura y partirá con una tropa de enanos a rescatar este reino de tan onírico designio.

Neil Gaiman, fiel a su estilo, reimagina nuevamente cuentos infantiles. En esta vez crea una pequeña mezcla con ingredientes de las dos bellas durmientes por excelencia de los cuentos: Blancanieves y la Bella Durmiente. Con una gran diferencia: en esta ocasión no hay príncipes ni reyes al rescate, serán ellas las encargadas de sacar las castañas del fuego.

Uno de los grandes aciertos de 'La joven durmiente y el huso' es su precioso dibujo. Chris Riddell hace una gran labor con sus ilustraciones, y mira que a mí no me gusta cuando son profusos en líneas, pero a su vez son bellas y delicadas. Combinando la belleza con lo tétrico de la historia de una manera deliciosa.

Por parte de Gaiman el relato es correcto: no brilla pero está bien escrito, es curioso y tiene buena estructura. Sin embargo personalmente no me ha encandilado, y esto en algo de Neil Gaiman es extraño. Digamos que, dentro de la tremenda calidad del autor, esta se queda en algo menor y discreto.

En Papel en Blanco | El Océano al final del Camino

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio