Compartir
Publicidad

Boomeran(g): La colección de los escritores 'bloggers'

Boomeran(g): La colección de los escritores 'bloggers'
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

La editorial Alfaguara lanza una colección que recogerá en libro las experiencias de los escritores que participan en la plataforma El Boomeran(g). El español Félix de Azúa, el argentino Marcelo Figueras y el peruano Santiago Roncagliolo serán los primeros autores que viertan sus impresiones al papel, aunque es de esperar que sus compañeros Vicente Verdú, Javier Rioyo o Sergio Ramirez se les unan pronto.

Los autores aportan así sus reflexiones sobre el blog como protogénero literario:

Azúa: Con el ejercicio del blog acabas cogiendo un ritmo de escritura de dos o tres folios diarios, que es una barbaridad, y ahí fluye el latido del corazón de tu prosa más íntima.

Figueras: Es una herramienta invalorable, parecida a la que encendía el alma de Homero cuando recitaba en público, un Teatro del Globo virtual, un contacto similar al que Dickens experimentaba cada vez que convocaba a sus lectores para leer sus textos.

Roncagliolo: La ventaja del ciberespacio es la libertad creativa y la flexibilidad total: el blog puede ser un periódico, un reportaje, una crítica y una crónica, porque es un soporte y no un género, y además no está sometido a líneas editoriales ni perspectivas corporativas.

¿Llegará algún día el blog a ser género literario por derecho propio? Más aún: ¿Es el blog la literatura del futuro? Huelga decir que ya hay literatura en el blog, pero esta se debe más a la excelencia de los bloggers virtuosos que al medio en sí. El blog puede ser literatura o cualquier otra cosa. Es un caso parecido a los artículos periodístico de Larra, cuya literariedad procede de la voluntad del propio autor de trascender el medio.

Por otra parte, me parece encantador buscar la analogía entre el blogger y el rapsoda, el actor de teatro y el lector en público. Pero es una falacia. Los bloggers (los humildes por lo menos) no convocamos a nuestro alrededor a un público pendiente de nuestros labios. Más bien somos como sirenas varadas, gritándole a un inmenso estruendo virtual con la esperanza de atraer a nuestra causa a algún navegante benévolo.

Vía | Yahoo! Noticias Sitio Oficial | El Boomeran(g), blog literario hispanoamericano

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio