Compartir
Publicidad

La guerra de navegadores llega al mundo del libro

La guerra de navegadores llega al mundo del libro
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Aprovechando algunos de los últimos post que hemos estado publicado en Papel en blanco en torno a los lectores de libros digitales y a la lectura-e (y no-e), quiero aprovechar para dedicar una serie de entradas a uno de los aspectos más interesantes y activos de los últimos desarrollos tecnológicos en el mundo del libro: los navegadores. Esta idea, además, surgió a partir de la revisión de varias herramientas enfocadas a la visualización y a la venta de libros en internet que han aparecido en los últimos tiempos.

El libro, tal como lo hemos conocido tradicionalmente, es un formato cerrado en si mismo: un grupo de páginas con dos tapas de material más sólido y con diseños llamativos. Hay todo un arte desarrollado alrededor del libro tradicional, del cual parece que nos olvidamos en el mundo digital y que afecta directamente la calidad de la lectura, así como el valor del libro como objeto. Es por eso que hablamos de ediciones más o buenos valiosas, más o menos buenas y yo empiezo a preguntarme qué es lo que hace que una edición de un libro digital sea buena en comparación a otras que los son menos.

Los libros digitales dependen del medio en el cual son publicados, del medio a través del cual los accesamos. En este sentido, pienso que uno de los grandes retos para las editoriales y librerías digitales es conseguir una manera efectiva de mostrar los libros. Y es aquí donde vemos que comienza la competencia entre los principales comercializadores editoriales, quienes han venido desarrollado varias herramientas para mostrar las ediciones. Muchos de ustedes podrán intuir quiénes son los principales actores de esta pequeña guerra de navegadores: Amazon y Google Books.

De hecho, mi decisión de escribir sobre este tema surge por dos noticias casi coincidentes: la presentación, el 23 de septiembre, en su versión Beta, de Window Shop, el nuevo navegador de productos de Amazon y de la herramienta de previsualización de libros anunciada por Google. Quisiera, entonces, referirme en próximas entregas a algunos de los nuevos visualizadores de libros que están en boga, con miras a mostrar algunas de las direcciones en las cuales se desarrollará (creo) el marketing editorial en los próximos tiempos.

En Papel en blanco | Amazon, Shelfary y el futuro de las librerías virtuales

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio