Compartir
Publicidad

Wikinovelas y blogonovelas, nuevas formas de creación

Wikinovelas y blogonovelas, nuevas formas de creación
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El lunes pasado coincidieron dos artículos en El País que daban cuenta de dos fenómenos que se están dando en la Red. Uno se titulaba La era de los escritores fantasma, el otro Llega la blogonovela, el último escondite del autor. Es curioso como en los dos casos el autor no es lo más importante. En la wikinovela es un autor colectivo y en la blogonovela un autor que se esconde tras un personaje.

El primer artículo es sobre todo informativo y comenta entre otras cosas lo que denomina wikinovelas, que vienen a ser novelas escritas al modo en que se hace la wikipedia, es decir, con la participación de varios autores. Ejemplo de wikinovela es la titulada Q, escrita por Luther Blisset, un colectivo de autores boloñeses. Este grupo, ahora denominado Wu Ming (en chino ‘sin nombre’), se ha propuesto replantear la figura del autor y narrador del siglo XXI. Con tal fin han desarrollado unos deberes y unos derechos. El artículo destaca alguno de ellos; entre los deberes: El narrador tiene el deber de no creerse superior a los demás. El narrador tiene el deber de no confundir la fabulación, su misión principal, con un exceso de autobiografismo obsesivo y de ostentación narcisista. De los derechos destaca: El narrador tiene derecho a no aparecer en los medios de comunicación. El narrador tiene derecho a oponerse con la desobediencia civil a las pretensiones de quien (editores incluidos) quiera privarle de sus derechos.

El segundo artículo es mucho más personal, puesto que lo escribe un autor, Hernán Casciari, de blogonovelas. Para Casciari la blogonovela consiste en una obra escrita en primera persona con una trama que ocurre en tiempo real. El protagonista es el creador del formato, en este caso el weblog, la realidad afecta a la trama, el protagonista existe fuera del weblog y, lo más importante, el verdadero autor no aparece nunca en la narración. Lo más interesante de este género es el juego de adoptar diferentes personalidades, el propio Casciari comenta que ha sido ama de casa argentina, una princesa de Asturias, un vidente vasco y un enfermo mental catalán.

Vía | El País Más información | Orsai: weblog de Hernán Casciari

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio