Compartir
Publicidad

El IVA del libro electrónico ¿un anacronismo?

El IVA del libro electrónico ¿un anacronismo?
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El tema de los últimos días, desde que se hicera pública la semana pasada y aprobada en Consejo de Ministros el viernes, ha sido la subida de los impuestos del valor añadido o IVA. Una tasa que repercute directamente en nuestro consumo. No me voy a meter en lo que de verdad implica esta medida a nivel de la economía nacional, sobre todo porque para eso ya están los expertos de nuestros compañeros de El Blog Salmón. Sin embargo sí que quiero comentar en qué nos afecta a nosotros, amantes de la literatura, esta subida.

Afortunadamente el IVA aplicado a cualquier publicación impresa, desde libros a revistas pasando por periódicos o cómics, no ha subido. Se queda en el superreducido del 4%. Así que nos podemos considerar afortunados, sobre todo porque otras actividades culturales como el cine o la música sí que suben 13 puntos (del 8 al 21%). Pero claro, me gustaría recalcar el tema de “impreso”. El libro en papel no sube pero el electrónico, al estar absurdamente dentro del IVA general, sí que se ha puesto al 21%.

Os recomiendo que os paséis por este artículo de Actualidad Editorial en el que, con tabla incluida, nos habla de cómo afecta la subida del IVA al libro electrónico y compara con otros países. Parece que la situación en España respecto al libro electrónico no difiere demasiado de otros países, con esa enorme diferencia del IVA entre ambos formatos. Los únicos en los que no hay diferencia, dentro de la Unión Europea, son Francia y Luxemburgo que demuestran como siempre su compromiso con la cultura y la vanguardia.

Ahora la pregunta vendría a ser ¿por qué los ebooks tienen un IVA distinto que un libro en papel? Un mismo libro disponible en ambos formatos ¿no es, en esencia, lo mismo? En mi opinión me parece completamente absurda esta diferencia, mas aún teniendo en cuenta que en los últimos meses las editoriales y tiendas se han puesto las pilas para editar libros electrónicos. Según el informe de la Federación de Gremios de Editores de España en 2011 se editaron 40320 títulos en formato digital y en este primer semestre de 2012 se han registrado más de diez mil títulos en la Agencia del ISBN.

Aún así esto solo supone un 3% del mercado total del libro. Desde la industria aseguran que si se equiparara el IVA del libro electrónico al del impreso sería el impulso necesario para el crecimiento de este merecado. Eso es cierto, pero también deberían bajar, además, el precio del ebook, que en muchos casos te sale casi más barato comprártelo en edición de bolsillo que en digital. Recomiendo, tanto a gobierno como a editores, que de vez en cuando echen la mirada a EEUU y cómo la industria del libro va viento en popa, tanto en papel como electrónico (que están exentos de tasas).

En un mundo en el que la tecnología es el presente no debemos quedarnos con los brazos cruzados sin atender las nuevas demandas. Personalmente me encanta el papel, pero el libro electrónico se me hace imprescindible para cuando me muevo, viajo o tengo que estar fuera de casa por el motivo que sea y no me apetece cargar con el último tocho que estoy leyendo. Las editoriales hacen lo que medianamente pueden (o quieren), pero ya es cuestión de medidas del gobierno. Un IVA del 21% en el libro digital es, a todas luces, un anacronismo. Un libro es un libro sea como sea.

En Papel en Blanco | Apple y otras cinco editoriales demandadas por fijar los precios en sus libros digitales

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio