Compartir
Publicidad

Irán prohíbe 'Memoria de mis putas tristes'

Irán prohíbe 'Memoria de mis putas tristes'
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Es evidente que Memoria de mis putas tristes no es el mejor libro, ni de lejos, de nuestro admirado Gabriel García Márquez, aunque sí conserva ese tono que tan grande le hizo en el pasado con, por ejemplo, Cien años de soledad.

Uno de los puntos negros del que debía ser el año del escritor colombiano ha venido de la mano del gobierno iraní. Se publicó en el país una edición de Memoria de mis putas tristes cambiando el título a Memorias de mis tristes cariñitos, y también cambiando la palabra "prostituta" por "mi belleza" (dos aspectos que le quitan gran parte de gracia al libro). La edición se agotó en un breve espacio de tiempo, y ahora el gobierno se niega a reeditarla. Dicen que fue un error que saliera al mercado y que García Márquez aprovecha la novela para "recrearse en una aventura oscura y en la que se utiliza la inocencia para satisfacerse".

Casi sobran las palabras para defender a uno de los mejores escritores en lengua castellana de todos los tiempos, y casi también sobran para alzarse de forma firme contra la censura todavía operante en el siglo XXI. Afortunadamente, el pueblo siempre ha sido más listo que el gobierno, y pronto empezará a circular la obra en el mercado negro (si es que no la hecho ya). Mejor así que de ninguna manera, ¿no?

Vía | AFP

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio