Compartir
Publicidad

Las villas del libro en el mundo

Las villas del libro en el mundo
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hemos hablado de Urueña y Montolieu, localidades que hacen una labor de promoción de la lectura y las artes relacionadas con actividades y establecimientos dedicados a los libros, en un homenaje a las letras que va más allá de unas fechas concretas. Son las villas del libro que encontramos en España o Francia, pero también en muchos otros países.

Tenemos que empezar en el Reino Unido, en Gales, donde encontramos la primera ciudad de los libros, Hay-on-Wye, con un importante festival anual dedicado a la literatura. Esta villa del libro tiene el honor de ser la primera que, en 1962, se instauró como tal, inaugurando una tradición de villas del libro en el mundo que repasamos en estas líneas.

También en el Reino Unido, Wigtown fue escogida la Ciudad del libro nacional escocesa en 1998, y desde entonces todo aquel que la visita descubre que es un oasis para los amantes de la lectura.

En Francia, además de Montolieu tenemos villas del lbro en Cuisery (Borgoña del sur), Montmorillon, la Ciudad de los escritos y del comercio del libro, Fontenoy-la-Joûte, que nos permite ir en busca del libro perdido gracias a sus 15 librerías y 800000 libros de ocasión, Bécherel…

La cuna del Renacimiento tiene el pueblo de Montereggio dedicado a los libros, que cada año organiza fiestas de importancia para atraer a los visitantes interesados en todo lo relacionado con la literatura.

En Bélgica nos espera Redu, en Holanda Bredboort y en Suiza la pequeña villa del libro de St-Pierre-de-Clages, con tan solo 630 habitantes. En Alemania la Bücherstadt o ciudad del libro está en Wünsdorf, y en Luxemburgo se encuentra la ciudad literaria de Vianden.

BookTown

El norte de Europa cuenta con varas villas del libro, como Fjærland, un lugar idílico entre fiordos y glaciares del oeste de Noruega. Entre mayo y septiembre, todas las librerías están abiertas todos los días, con numerosos eventos en toda la temporada. Paro también en invierno hay movimiento, en sus librerías, tiendas de artesanía, cafés, galerías de arte…

También en Noruega está la menos conocida Tuedrestand. En Suecia se fundó en 2001 la villa del libro Mellösa, a 115 kilómetros al suroeste de Estocolmo.

Pero las villas del libro no sólo existen en el Viejo Continente. En Estados Unidos tenemos la ciudad de Stillwater (Minnesota, con 18000 habitantes y una amplia oferta de ocio y cutura), en Canadá Sidney, en Australia Bundanoon, en Malasia Kampung Buku…

En Tokio (Japón), se halla el distrito Kanda Jimbocho, que cuenta con tantas viejas librerías, se conoce en otros países como “la capital del libro” de Japón. No es para menos, pues con un inventario total de unos 10 millones de volúmenes, se trata del mayor mercado del libro en el mundo, en términos de densidad, inventarios y contenidos.

Como vemos, de norte a sur, de este a oeste, esta forma de revitalizar pueblos y concentrar la cultura literaria se va extendiendo. Seguro que pronto podremos hablar de más villas del libro repartidas por todo el mundo.

Vía | Diputación de Valladolid
En Papel en Blanco | Urueña, una villa para el libro, Montolieu, el pueblo del libro y las artes gráficas en Francia, Primeras Jornadas europeas de villas del libro en Urueña, Hay-on-Wye, un reino de libros/a>

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio