Compartir
Publicidad

6 clichés de prensa que quizá deberíais evitar

6 clichés de prensa que quizá deberíais evitar
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se acostumbra a decir que la prensa es la mayor responsable de la deformación del idioma, de su vulgarización, de sus continuos préstamos lingüísticos injustificados. Es posible. En mi opinión, sin embargo, ocurre justo lo contrario: la prensa es más dinámica y está más apegada al sentir cotidiano de sus lectores que una novela, por ejemplo, así que trata de reflejar más fielmente el habla de los mismos para “sintonizar” con ellos.

Sea como fuere, la prensa comete “deslices”. Y tras la lectura de El dardo en la palabra de Fernando Lázaro Carreter (ex Director de la Real Academia Española de la Lengua), no he podido resistirme a recopilar los más llamativos. A vuestra consideración dejo si queréis evitarlos o persistir en ellos hasta que se acepten oficialmente.

1. “Climatología”/“clima”

El clima es el conjunto de estados atmosféricos que influyen sobre una región determinada y, como consecuencia, la climatología es la ciencia que estudia dicho clima. Así, clichés periodísticos como “la climatología fue mala” o “climatológicamente hablando, las condiciones van a ser adversas” deben sustituirse por “el clima fue malo” o “las condiciones climáticas van a ser adversas”.

2. “A nivel”/“a nivel de”

Ya en 1975, Fernando Lázaro Carreter denunció públicamente el mal uso de esta expresión que, además, se está imponiendo sobre otras como “entre los” o “en cuanto a”, por ejemplo, sería recomendable utilizar “el problema se debatirá entre los ministros” en lugar de retorcidas frases como “el problema se debatirá a nivel ministerial”.

3. Obelisco/basilisco

“Al parar el penalti, el portero se puso hecho un obelisco”. El periodista que dijo o publicó esas palabras no pretendía afirmar que “Al parar el penalti, el portero se puso hecho un pilar muy alto, de cuatro caras iguales un poco convergentes y terminado por una punta piramidal muy achatada, que sirve de adorno en lugares públicos”. Lo correcto sería emplear el término basilisco, que es una persona furiosa o dañina.

4. Primer edil/alcalde

Edil es sinónimo de concejal, de modo nunca se trataría de un alcalde. Estamos ante uno de los clichés periodísticos más extendidos de esta lista.

5. Cancerígeno/canceroso

¿“Le indemnizarán por no detectarle un tumor cancerígeno a tiempo” o “Le indemnizarán por no detectarle un tumor canceroso a tiempo”? Según Lázaro Carreter, cancerígeno es algo que provoca cáncer y canceroso es lo que ya pertenece o forma parte del cáncer.

6. Rumorología

Si bien el término “rumorología” es ampliamente empleado en la prensa rosa, si la buscamos en el diccionario descubriremos que significa “empleo y difusión de rumores”, es decir, precisamente lo que hacen esos profesionales, no la gente al hablar sobre determinadas noticias ya que, en ese caso, lo que están haciendo es rumorear.

Lázaro Carreter se reafirma en que todos estos clichés empobrecen la lengua. En una entrevista que le realizaron recientemente, declaraba:

Los periodistas caen continuamente en clichés de la jerga profesional que empobrecen la lengua. ¿Por ejemplo? Repetir continuamente ‘en otro orden de cosas’. Parece que uno ya no es periodista si no dice ‘en otro orden de cosas’. [...] Por seguir en el periodismo, la mayor creatividad se da en los deportes, que es a la vez, el ámbito en el que se producen mayores dislates, pero expresiones como ‘lamer el travesaño’, ‘la cepa del poste’ o ‘miedo escénico’ son muy audaces. Luego está la creatividad técnica, que no crea lenguaje, sino terminología dentro de un campo cerrado. En general, no obstante, se van perdiendo precisión y matices. Ya nadie diferencia entre oír y escuchar. En la radio dicen continuamente me escucha usted, me escucha. La expresión se empobrece de una manera escandalosa.

Vía | SoloListas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio