Compartir
Publicidad

Algunas de las lenguas más raras del mundo (y IV)

Algunas de las lenguas más raras del mundo (y IV)
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Siguiendo la línea de la última entrega de esta serie de artículos sobre lenguas raras, he aquí las últimas de la lista:

-En pintupi, un lenguaje aborigen australiano, hay varias palabras emparentadas con la “tristeza” occidental. Una de ellas es: watjilpa. Significa una preocupación acompañada por pensamientos sobre el país y los familiares, que llega a producir enfermedad, lo que recomienda acudir al médico de la tribu.

-En su obra de 1688, An Essay Towards a Real Character and a Philosphical Language, John Wilkins intentó crear un léxico sistemático no arbitrario, basándose en que las palabras debían reflejar las relaciones entre las cosas. Probablemente el intento más importante de crear una lengua desde cero.

Tal y como señala Gary Marcus en su libro Kluge:

Para ello, elaboró una tabla constituida por cuarenta conceptos principales, que abarcaban desde cantidades, tales como magnitud, espacio y medida, hasta cualidades, tales como hábito y enfermedad, y luego dividió y subdividió cada concepto sutilmente. La palabra “de” hacía referencia a los elementos (tierra, aire, fuego y agua); la palabra “deb” hacía referencia al fuego, el primer elemento (en el esquema de Wilkins); “deb”, a una parte del fuego, es decir, una llama; “deba”, a una chispa, y así sucesivamente, de modo que cada palabra estaba estructurada cuidadosamente (y de manera previa).

-Las lenguas artificiales artísticas se han creado sólo por motivos literarios, de ficción o estéticos, como el idioma klingon de Star Trek. El klingon, por ejemplo, fue creado por el lingüista Marc Okrand, que lo diseñó para que lo hablase una raza de guerreros malvados. Posee su propio alfabeto y es altamente aglutinante, y además lo hablan muchos aficionados a Star Trek. Según la Modern Language Association (que reúne profesores de literatura y lenguas estadounidenses), actualmente existen siete mil hablantes de Klingon.

Quizá la lengua más popular difundida por una obra literaria sería el élfico de J.R.R. Tolkien. El sindarin (o élfico gris) aparece en sus historias sobre el mundo de Arda, y es la lengua élfica más hablada en la Tierra Media. Sin ir más lejos, una profesora de Birmingham imparte actualmente clases de sindarin en un colegio.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio