Compartir
Publicidad

¿De dónde salen las ideas originales? Los monos infinitos (y III)

¿De dónde salen las ideas originales? Los monos infinitos (y III)
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Otro ejemplo es este simulador aleatorio que recoge la tradición de Borges.

En el mundo real, aunque parezca inverosímil, también se han realizado aproximaciones al experimento. En 2003, científicos en Paignton Zoo y la Universidad de Plymouth, en Devon, Inglaterra, dejaron un teclado de ordenador en la jaula de 6 monos durante un mes.

Sería bonito pensar que escribieron alguna oda al simio. O las primeras frases de algún clásico de la literatura universal. O tal vez que redactaron una Declaración de Derechos Animales. O sencillamente que les gustan los cacahuetes. Pero lo cierto es que se limitaron a producir 5 páginas en las que sólo se leía la letra “S”, y luego alguna letra más. Algo muy poco interesante, salvo para las corrientes dadaístas.

Y, además, atacaron el teclado con una piedra para, finalmente, orinarse y defecarse en él. Todo un ejemplo de arte moderno, según se mire.

Aquí tenéis el texto que los monos dadaístas concibieron. Aviso que no es una lectura muy amena.

Los resultados son un poco desalentadores, como cabía esperar. Pero espero, al menos, que este experimento mental os invite a bucear en los entresijos de la neurociencia, la memética o la psicología evolutiva a fin de esclarecer un poco más, lejos de palabras bonitas e ideas medievales, qué es la literatura, de dónde salen las ideas y qué diablos es una buena obra o un clásico indiscutible… quizá os llevéis más de una sorpresa.

Vía | Mz...

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio