Compartir
Publicidad

Escribir para alcanzar la fama inmortal

Escribir para alcanzar la fama inmortal
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

Escribir para que tus palabras queden cinceladas en mármol. Escribir para que te adulen. Escribir para alcanzar el reconocimiento que, en justicia, consideras que te mereces. Escribir para que las enciclopedias inmortalicen tu nombre, para cimentar tu crédito intelectual. Escribir para escamotear la angustia, la inseguridad y la desesperación, la del individuo aislado, arrancado del útero materno y lanzado a un mundo hostil.

Tanta grandilocuencia viene a cuento de que, en el fondo, en las fibras más íntimas de nuestro ser, escribimos, pintamos, cantamos para satisfacer un anhelo infinito de fama.

Por ello (entre otras razones biológicas que hoy no toca sacar a colación) existen las pirámides egipcias o Hamlet. Para elevar la propia vida individual, quebradiza y limitada, hasta el plano de lo indestructible.

Como dice el filósofo Erich Fromm en su obra de referencia, El miedo a la libertad:

Si el propio nombre es conocido por los contemporáneos y se abriga la esperanza de que durará por siglos, entonces la propia vida adquiere sentido y significación por el mero hecho de reflejarse en los juicios de los otros.

Esta solución a la propia inseguridad, obviamente, no está al alcance de las masas que no pueden (o no quieren) convertirse en popes de la cultura. Ellas se buscarán el consuelo de otra forma, quizá engendrando a un hijo, quizá afilándose a un equipo de fútbol, quizá adquiriendo un suntuoso vehículo a dos o cuatro ruedas.

Así que aquí estoy. Escribiendo este pequeño artículo, entre otras cosas, para dar algo de sentido a lo que no tiene ni un ápice de sentido.

Como un niño extraviado en mitad del océano que grita “¡Recordadme!”. O algo así. Dejadme cobijarme en las circunvoluciones y anfractuosidades de vuestros cerebros. Prometo no ocupar demasiado espacio, como una dosis homeopática. O como uno de esos sherezadescos capítulos por noche para conciliar el sueño.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio