Compartir
Publicidad

Faltas de ortografía que en realidad no lo son

Faltas de ortografía que en realidad no lo son
Guardar
5 Comentarios
Publicidad

Los buenos lectores las detectan a la legua, como si fueran máculas en la nieve virgen. Los buenos escritores son incapaces de reproducirlas, como si fueran secuencias erróneas del genoma humano capaces de concebir monstruos deformes.

Pero lo cierto es que algunas faltas de ortografía son tan esquivas que hasta el más avezado lector y el más experimentado escritor puede interpretarlas como errores cuando en realidad sólo son lagunas de nuestro conocimiento.

Ahí va una pequeña lista de faltas ortográficas que no lo son en las que muchos de nosotros caeríamos sin remedio:

Bacante: a todos nos saltan las alarmas, ¿no se escribe con V? Depende. Si queremos expresar desocupado, sí, es vacante, pero se escribe con B cuando nos referimos a la mujer que celebraba las fiestas bacanales.

Vendición: es la acción y efecto de vender o venderse.

Vinario: no tiene nada que ver con los ordenadores y su código binario sino que se refiere a lo que pertenece al vino.

Bocal: no es un vocal o una vocal sino un jarro de boca ancha.

Recavar: jamás podremos decir que un detective recava pruebas, pero sí que un agricultor recava una tierra, esto es, vuelve a cavarla.

Alvino: es todo aquello relativo al bajo vientre, nada que ver con los albinos.

Boto: no es lo que hacemos en las elecciones sino que significa romo, sin punta.

Nabal: nada que ver con el mar ni con la navegación, cuando lo escribimos con B entonces tiene relación con los nabos; por ejemplo, los nabos se plantan en los terrenos nabales.

Venéfico: parece lo diametralmente opuesto de benéfico, pues significa venenoso.

Por huebos: aunque no lo parezca, esta aparente expresión malsonante (además de mal escrita) significa "por necesidad", como así lo recoge el diccionario de la Real Academia, aunque se trata de terminología en desuso. Por ello un abogado fue juzgado por desacato al emplearla en un juicio.

Vía | Muy Interesante de Jesús Marchamalo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio