Compartir
Publicidad

La cara oculta de comunicarse con mayor facilidad a través de Internet (y II)

La cara oculta de comunicarse con mayor facilidad a través de Internet (y II)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Tal y como os explicaba en la anterior entrega de este artículo, Internet también tiene inconvenientes en el ámbito de la comunicación, la lectura y la difusión de conocimiento.

Si bien son indiscutibles las ventajas de la interconexión digital y la propagación gratuita (o barata) de conocimiento, también debemos tener en cuenta que tal ventaja lleva aparejado un inconveniente. Un inconveniente que tal vez suene un tanto perogrullesco para los que ya hemos asumido que la libertad tiene, empleando terminología farmacéutica, algunos efectos secundarios indeseados: que haya más cantidad de conocimiento erróneo, superficial y dogmático.

El error, por tanto, será hacer prevalecer dichos efectos colaterales sobre las ventajas principales. Un error que probablemente esgrimirán los agoreros de siempre, particularmente los luditas, que irónicamente hallarán mayor proyección que nunca en el sistema que tratan de demonizar.

Podéis encontrar más ejemplos de los efectos adversos de Internet en mi post Internet como forma de acelerar la extinción de especies animales. Y en mi artículo más extenso Divulgación 2.0 Ventajas y desventajas de la ciencia en Internet.

Con todo, vamos a usar la óptica medianamente optimista para una comparación entre el Internet actual y el de hace 10 años que nos permita contemplar cómo está evolucionando la comunicación. Echemos, para ello, un vistazo a la siguiente infografía de Best Education Sites, donde descubriremos, por ejemplo, que el número de personas que se conectan habitualmente a la Red ha aumentado desde los apenas 570 millones que había en el 2002 hasta los más de 2.200 millones de la actualidad.

e11i9.png
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio