Compartir
Publicidad

Los incontables beneficios de leer un libro (y II)

Los incontables beneficios de leer un libro (y II)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

En el post anterior, se hablaba de los inimitables beneficios que proporciona la lectura de un ensayo. No hay ningún parangón. Sin embargo, ¿ocurre lo mismo en la literatura de ficción? ¿Una novela es una construcción diferente a cualquier otro texto?

Pues así es. No se conoce ninguna otra manifestación cultural que haya igualado la capacidad que tiene la novela para recrear el imaginario de otra conciencia, de proyectar en el yo otros seres humanos. La novela ofrece una perspectiva incomparable del mundo interior de los personajes, de una forma que no alcanza ni el teatro ni el cine.

En la literatura no sólo puedes acceder a los sucesos vitales de otra persona, sino también a la forma exacta y precisa de cómo estos sucesos quedan fijados en su conciencia. Dejan paladina constancia de ello obras clásicas de la literatura modernista: James, Eliot, Wolf, Conrad.

Experimentas lo que siente otra persona con una claridad fuera de lo común. Una inmersión cognitiva a la que sólo se puede acceder si uno está dispuesto antes a realizar una inmersión casi física: afrontar la lectura del libro con cierto compromiso y consagrando largos periodos de tiempo en exclusividad. (Si se lee sólo en pequeñas dosis, el efecto se desvanece).

Estas son sólo algunas de las razones por las que debéis seguir leyendo. Estas son sólo algunas razones por las que debemos evitar que los libros se transformen en un SMS taquigráfico, en un videoclip de la MTV deudor de la metanfetamina o en un blog rico en opiniones primarias sustentadas en un mobiliario intelectual de IKEA.

Todos ellos, formatos útiles para favorecer otras funciones cognitivas (no quiero que penséis que llevo antiparras de pasta), pero completamente estériles a la hora de iluminar esos recovecos cingulados que tan bien conocemos los que hemos convertido en una feligresía nuestra relación con la literatura.

Más información | ‘Si és dolent t´ho recomano’ de Steven Johnson

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio