Compartir
Publicidad

Los textos secretos más difíciles de descifrar

Los textos secretos más difíciles de descifrar
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Libros escritos en idiomas incomprensibles, códigos para hallar tesoros, letras que han fascinado a Darwin y Dickens.

En literatura fantástica, todos hemos leído acerca de míticos acertijos, de grimorios escritos en caracteres extraños que esconden conjuros para cambiar los afectos de los seres humanos, de inscripciones arqueológicamente extravagantes que pudieran indicarnos la existencia de algún pueblo antiguo adelantado a su tiempo.

Pero en el mundo real, también existen códigos indescifrables tan o más fascinantes que estos ejemplos inventados (y no hace falta recurrir a Lacan o Derrida). Textos ininteligibles que esconden mensajes que quizá nos ofrezcan una nueva visión del pasado o del futuro.

Por ejemplo, kryptos. Una escultura instalada en el exterior de las oficinas de la CIA en Langley, Virginia desde 1990. Fue encargada por la CIA al escultor James Sanborn. Está hecha de bronce y tiene 4 m de altura, en forma de S como una hoja saliendo de una impresora. Contiene varios cientos de caracteres en los que se ocultan cuatro mensajes cifrados. Estos mensajes están escritos en inglés y contienen errores gramaticales intencionados y son un acertijo. Hasta el momento, sólo 3 de los 4 mensajes han podido ser descifrados.

Pero dejemos a un lado este simple divertimento y vamos a casos realmente enigmáticos. El Monumento de los Pastores (Shugborough House inscription) consiste en una réplica en relieve del famoso cuadro Los pastores de la Arcadia, de Nicholas Poussin, aunque está concebida como si se tratara de una imagen reflejada en un espejo. Bajo las figuras de los pastores, que observan con atención la enigmática frase “Et in Arcadia Ego” (Y en la Arcadia Yo) puede apreciarse, en bajorrelieve, otro críptico mensaje formado por diez letras (D.O.U.O.S.V.A.V.V.M).

Este fascinante enigma comenzó a mediados del siglo XVIII, y desde entonces personajes como Charles Darwin o el novelista Charles Dickens pasaron cientos de horas frente a la obra, tratando de desentrañar los entresijos de aquel mensaje, en vano.

Otro ejemplo nos hace recordar La isla del tesoro. Pero olvidaos de mapas topográficos en el que la X marca el lugar. Este mapa del tesoro es radicalmente distinto. En la primavera de 1885 se publicaba un panfleto anónimo de 23 páginas titulado los papeles de Beale. En él se contaba la historia de un tesoro escondido en las colinas de Virginia.

Las únicas pistas que se daban eran tres cartas de Thomas J. Beale y tres mensajes cifrados. En las cartas explicaba que en la primera carta cifrada decía dónde estaba escondido el tesoro, en la segunda, el contenido y en la tercera, la relación de familiares que debían recibirlo. Se dice que la clave para descifrarlas está en la Declaración de Independencia Americana, pero nadie ha conseguido hacerlo.

El manuscrito Voynich es un misterioso libro ilustrado de contenidos desconocidos, escrito hace unos 500 años por un autor anónimo en un alfabeto no identificado y un idioma incomprensible, el denominado voynichés. Nadie ha conseguido descifrar ni una sola palabra, convirtiéndose así en el paradigma de la criptografía histórica.

Además, cumple la ley de Zipf, que viene a decir que en todos los lenguajes conocidos la longitud de las palabras es inversamente proporcional a su frecuencia de aparición (cuantas más veces aparece una palabra en un idioma, más corta es). Esto hace pensar que se trata no sólo de un texto redactado en un lenguaje concreto, sino también que este lenguaje está basado en alguna lengua natural, ya que lenguajes artificiales como los élficos de Tolkien o el Klingon de Star Trek no cumplen esta regla.

El nombre del manuscrito se debe al especialista en libros antiguos Wilfrid M. Voynich, quien lo adquirió en 1912. Actualmente está catalogado como el ítem MS 408 en la Biblioteca Beinecke de libros raros y manuscritos de la Universidad de Yale.

Como de costumbre, en el mundo real pueden existir y existen cosas capaces de rivalizar con las que se describen en mundos inventados.

Más Información | Wikipedia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio