Compartir
Publicidad

¿Qué relación hay entre lengua y música?

¿Qué relación hay entre lengua y música?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Steven Pinker, uno de mis divulgadores favoritos, sostiene que la música es sólo un derivado del lenguaje, un “postre auditivo” al que apenas hay que darle importancia.

Steven Mithen, catedrático de Arqueología de la Universidad de Reading (Inglaterra), experto en investigación sobre la evolución humana y la arqueología cognitiva, sostiene otra postura distinta a la de Pinker: no cree que el lenguaje pueda haber derivado de la música, pues esta hipótesis no permite explicar las propiedades únicas del lenguaje.

La posibilidad que Mithen admite como más probable es que hubiera un precursor común de la música y el lenguaje, un sistema de comunicación que tuviera las mismas características que hoy comparten lenguaje y música, pero que, en determinado momento, se dividieran en dos sistemas distintos en nuestra historia evolutiva. Es bastante probable que la música naciese por la necesidad de comunicarse, quizás a grandes distancias, quizás en el tiempo, quizás de manera secreta.

Esta idea también la apoya el musicólogo Stephen Brown, que ha bautizado este precursor hipotético como musilengua. Brown considera que la musilengua formó una suerte de antiguo sistema de comunicación usado por nuestros ancestros. En determinado momento, la musilengua se dividió en dos sistemas separados y especializados. Uno se convirtió en la música y el otro, en el lenguaje.

Casualmente, esta hipótesis coincidiría con las ideas expuestas por Jean-Jacques Rousseau en su Ensayo sobre el origen de las lenguas, donde reconstruía la primera lengua como una especie de canción.

Quizá el idioma que más trazos conserva de la música sean las lenguas joisanas, un grupo de lenguas africanas caracterizadas por el uso de chasquidos o "clics". Una de las características más peculiares de estas lenguas consiste en el uso de chasquidos consonánticos como fonemas, incluyendo lenguas como el cungo (o kung-ekoka), que posee 50 chasquidos consonánticos diferentes y más de 140 fonemas individuales.

Las únicas otras lenguas que usan chasquidos como fonemas son las lenguas bantúes nguni, como el josa (o xhosa) y el zulú de Sudáfrica, el sesotho también hablado en Sudáfrica y Lesotho, la lengua cushítica dahalo y una lengua ceremonial artificial llamada "damin", hablada por algunos aborígenes australianos.

La próxima vez que escuchemos nuestra canción favorita y se nos erice el vello de los brazos, es posible que nos acordemos de las palabras de Mithen: otro ser humano se está comunicando con nosotros mediante una lengua que en el pasado formaba parte íntima de nuestro sistema de comunicación. Un libro y un pentagrama, pues, serían en esencia lo mismo.

Más información | Los neandertales cantaban rap de Steven Mithen

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio