Compartir
Publicidad
'Arma-X': el origen de Lobezno
Novela gráfica

'Arma-X': el origen de Lobezno

Publicidad
Publicidad

Ante la cercanía de la nueva película del personaje de Lobezno (Wolverine en inglés) protagonizada por Hugh Jackman, Panini reedita un clásico imprescindible del universo mutante de Marvel: 'Arma-X', del británico Barry Windsor-Smith. Un cómic que debes leer sí o sí si te gusta el género de superhéroes.

Antes de que en Marvel llegasen los guionistas malotes de Brian Michael Bendis, Mark Millar o Warren Ellis, dispuestos a dar una vuelta de tuerca posmoderna a los superhéroes de la casa, con sus Ultimates, y sus crisis, y su fin de los días, y guerras civiles; antes de que Marvel hubiera retirado el sello del Comics Code que marcaba el código de autocensura de la editorial; antes de que la línea Max diera una versión más adulta y oscura de los personajes más conocidos de la Casa de las Ideas, el británico Barry Windsor-Smith escribió y dibujó una de los capítulos más brillantes de la historia de Lobezno, además de uno de los más salvajes. Se trataba de su misterioso origen; o, al menos, de cómo Logan consiguió su esqueleto de adamantio.

arma-x lobezno logan panini barry windsor

Desde su primera aparición luchando contra Hulk, Lobezno había conseguido acaparar todas las miradas merced a su carisma. Su misterioso origen, su lado animal pero también su vertiente más afable y protectora hicieron que se convirtiera rápidamente en uno de los miembros más valorados de la Patrulla-X, consiguiendo pronto su propia cabecera, en la que pusieron sus bases autores tan geniales como Peter David, John Byrne, Chris Claremont, John Buscema o Bill Sienkiewicz. Barry Windsor-Smith, que en esa época gustaba de firmar con su rimbombante y aristocrático primer apellido, se había distanciado del cómic americano para entonces (desde sus días dibujando 'Conan' había mejorado a pasos agigantados). Sus intereses eran más bien pictóricos, pero recibió la petición de hacer una serie de entregas cortas que se publicarían en Marvel Comic Presents. El dibujante aceptó.

En 'Arma-X' se nos cuenta qué fue ese proyecto 'X' con el que experimentaron en Logan. No es un cómic de superhéroes: de hecho, no aparece ni siquiera aparece un solo uniforme mutante en todo el tomo. Aquí no hay Lobezno todavía: sólo tenemos a un hombre secuestrado y al que se va a someter a diferentes experimentos. Pero ante esto emergerá la conciencia animal de nuestro protagonista (¿es realmente Logan el protagonista de la obra? Algunos críticos lo han dudado. Yo también).

Aquí Logan se muestra como lo que es: una auténtica fuerza de la naturaleza, una máquina de matar imparable, una pulsión violenta que vuelve a lo más atávico. Pero él no tiene la culpa de la monumental masacre que supone el proyecto 'Arma-X': es sólo la rata de laboratorio, el juguete de quienes quisieron jugar con fuego.

Arma-x Portada

'Arma-X' queda como uno de los mejores esfuerzos de Windsor-Smith en su paso por el cómic mainstream. Al igual que su personaje, su dibujo es una fuerza de la naturaleza. Se aparta del estilo habitual de los superhéroes para mostrar una influencia que más bien se ha de buscar en prerrafaelitas como Burne-Jones o Dante Gabriel Rosetti. Windsor-Smith crea un cómic que es pura animalidad y que, aun siendo publicado como "relleno", terminaría siendo un relato canónico para el personaje de Lobezno.

'Arma-X'
Barry Windsor-Smith
Panini, 2017.
Tapa dura. Color. 168 pgs. 15€
ISBN: 978-84-9094-880-4

Más información | Ficha en Panini
En Papel en Blanco | 'El Castigador: Nacimiento', el origen de una obsesión

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio