Compartir
Publicidad
'Avery's blues', de Angux y Núria Tamarit: vender el alma al diablo
Novela gráfica

'Avery's blues', de Angux y Núria Tamarit: vender el alma al diablo

Publicidad
Publicidad

Tras conocer su asombroso talento en 'Duerme, pueblo', Núria Tamarit une sus esfuerzos a Angux, que debuta en 'Avery's blues' en la novela gráfica. Edita Dibbuks y nos ha parecido una excelente novela gráfica.

El blues, el abuelo del rock and roll. Una música genuina, nacida del corazón, de los sentimientos. Con raíces negras y profundas, una música creada originalmente para cantar la tragedia de todo un pueblo. Su historia está llena de hitos de personajes singulares: Charlie Patton, Skip James o Robert Johnson, del que se cuenta que, como Nicola Paganini con anterioridad, había hecho un pacto con el diablo en un cruce de camino en el que vendió su alma a cambio de ser el mejor en su estilo. No fueron los únicos: Tommy Johnson o Peetie Wheatstraw, entre otros muchos, tenían en su repertorio canciones sobre su mefistofélico intercambio. No es difícil ver en estas atormentadas figuras un velo de puro romanticismo: marginalidad, ansias de libertad y genio creador, figuras trágicas e indolentes que caminaron por el filo de la navaja. A pesar de todo, algunos han insistido en que esta visión una extrapolación de un concepto europeo a la realidad del Delta americano y que ésta dista mucho de la idealista visión que tenemos de ellos.

En este contexto nos encontramos con la obra de Juan Manuel Anguas Angux y Núria Tamarit, 'Avery's blues', que acaba de editar Dibbuks.

Avery blues

Avery es un joven talentoso con la guitarra que quiere dejar atrás una vida de miseria para convertirse en el mejor bluesman del Delta. Para ello, quizá no lo busque directamente pero sí que inconscientemente algo le lleva al cruce de caminos donde se encuentra al Diablo. Allí hacen un pacto: su éxito por un alma honesta. Así, Avery pronto conocerá a un jovenzuelo, Johnny, que proviene de una familia desestructurada y tiene los mismos sueños que él: la víctima perfecta para el demonio.

Hay que destacar en 'Avery's blues' el genial talento de Núria Tamarit a los lápices. La descubrimos recientemente en 'Duerme, pueblo' (La Cúpula, 2016) y se confirma aquí como uno de los valores más interesantes del panorama nacional actual. El color que no pudimos disfrutar en su obra anterior, ahora lo tenemos en todo su esplendor. Tamarit sabe aclimatar muy bien la historia con esos tonos terrosos y acres que configuran el espacio del Delta. Con un estilo sincrético y ecléctico, Tamarit no se adscribe a ninguna escuela más que a la suya propia, aunque si tuviéramos que plantear semejanzas, diría que transita por la senda de la nueva ola de autores de la bd francesa.

Los personajes resultan interesantes y creíbles, especialmente la pareja de protagonistas, con sus pequeñas aristas y evoluciones a lo largo de la novela gráfica. La trama de Angux está bien llevada y destacan varios giros inesperados que ponen en guardia al lector desprevenido. El primero es, quizá, sorpresivo pero no termina de conformar el desarrollo posterior de los acontecimientos. El segundo sí que es realmente impactante y hace que el cómic termine con un broche de oro para la historia.

Avery Portada dibbuks

'Avery's blues' representa el debut literario de Angux, y hay que decir que lo resuelve de forma magistral. Ambos autores han creado una novela gráfica atractiva que se lee mejor con un disco de Tommy Johnson de fondo.

'Avery's blues'
Angux y Núria Tamarit
Dibbuks, 2016.
Cartoné, color. 80 pgs. 18€
ISBN: 978-84-16507-39-9
Cómpralo en Amazon aquí.

Más información | Ficha en Dibbuks
En Papel en Blanco | 'Duerme pueblo': ¡que viene el lobo!

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio