Compartir
Publicidad
'Crónicas de La Habana': un gallego en la Cuba socialista
Novela gráfica

'Crónicas de La Habana': un gallego en la Cuba socialista

Publicidad
Publicidad

Mauricio Vicent escribe en 'Crónicas de La Habana' sobre su experiencia en la Cuba castrista con un dibujante de excepción, el gran Juan Padrón, del que posiblemente recordéis su largometraje 'Vampiros en La Habana'. La novela gráfica puede resultar fácilmente la respuesta hispana a las crónicas de Corea del Norte o China que publicara Guy Delisle. Edita Astiberri.

Con la muerte de Fidel Castro una era acababa en Cuba y otra diferente se abría. A pesar de que, en sus últimos años, ya con su hermano relevándole en el poder, la isla había ido perdiendo fuelle en la maquinaria de su régimen, el espíritu de la revolución sigue presente, algo que se manifiesta en un país de extraordinarios contrastes sociales.

Pero retrocedamos en el tiempo hasta mediados de los años 80. En nuestro país el socialista Felipe González está en su primera legislatura como presidente del gobierno. El país está en plena "movida" y revolución cultural. Es una década movida en la que España ha tenido que absorber todas las novedades socioculturales que se han producido en el extranjero en solo una década. En este contexto, en 1984, un joven Mauricio Vicent, estudiante de Derecho, cansado del ambiente de la capital, viaja a La Habana. Allá queda hechizado por una cultura radicalmente diferente a la nuestra, pero sobre todo por esa insólita mezcla que se logra conjugar el apacible carácter caribeño y la seca disciplina soviética. Los cubanos, observará Vicent, se toman todo lo en serio que puede tomarse un caribeño la ideología de Lenin.

De esta manera, Vicent teje una crónica de sus días (y años) en La Habana, de estudiante de visita a profesor universitario, y luego finalmente integrado en la vida cubana. Todo con un sentido del humor vivaz que captura perfectamente el espíritu de la isla. Pocas veces encontramos, como en este caso, una obra en la que podemos ver los claros y las sombras de un régimen político como el castrista desde dentro, desde el privilegiado punto de vista de un extranjero no involucrado, que admira fascinado cómo funcionan las cosas ahí. Así, puede verse, como decíamos al principio, 'Crónicas de La Habana' como una réplica a obras como 'Shenzen', 'Crónicas birmanas', 'Crónicas de Jerusalén', pero sobre todo, 'Pyongyang' de Guy Delisle. Mutantis mutandis, por supuesto, porque el mecanismo férreo de Corea del Norte no es el de Cuba.

Cronicasdelahabana 3

Vicent fue corresponsal para 'El País' durante veinte años en Cuba y, por tanto, afortunado testimonio de cómo iban cambiando las cosas en la isla. Las anécdotas que nos deja, como estudiante o profesional, son completamente delirantes y descacharrantes. Antológicas me parecen, por ejemplo, las de la odisea para conseguir llave de su apartamento, cuando en el piso compartido se emboza el water, o las canucias por las que pasaban las parejas que alquilaban una habitación por horas para tener algo de intimidad física.

En lo que respecta al apartado gráfico, quien conozca la trayectoria de Juan Padrón sabrá qué es lo que encontrará aquí. Padrón es dibujante y cineasta y su estilo de dibujo será reconocido inmediatamente por quien pudiera ver en su momento 'Vampiros en La Habana'. Padrón tiene un estilo suelto y caricaturesco, rápido y directo (me atrevería a decir que realiza directamente las tintas, sin pasar por el lápiz), con un trazo muy influenciado por Quino. Realizadas las sombras de forma digital, el dibujante también ha creado algunos fondos algo pedrestres (¿con el Paint de Windows?) que, aunque están en sintonía con lo narrado, no dejan de ser algo cutres.

Cronicas de la habana astiberri

Pero por lo demás, 'Crónicas de La Habana' es un divertidísimo testimonio de toda una época y un carácter. Vicent ha sabido retratar con acierto esa tierra de contrastes de todo tipo. Al lector español, además, recibirá el choque lingüístico del habla cubana, también muy fielmente descrito aquí. En suma, un documento fantástico que recomiendo encarecidamente.

'Crónicas de La Habana. Un gallego en la Cuba Socialista'
Mauricio Vicent y Juan Padrón
Astiberri, 2016.
Rústica con solapas. B/N. 264 pgs. 18€
ISBN: 9788416251827
Cómpralo en Amazon aquí

Más información | Ficha en Astiberri
En Papel en Blanco | 'Pyongyang, de Guy Delisle

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio