Compartir
Publicidad
'Dororo', aventuras e inspiración de Osamu Tezuka
Novela gráfica

'Dororo', aventuras e inspiración de Osamu Tezuka

Publicidad
Publicidad

Desde que, primero tímidamente, y luego algunas editoriales como Planeta apostaran de forma más firme por “el dios del manga”, Osamu Tezuka, el genial precursor y uno de los mangakas más influyentes en la historia del cómic japonés, el interés por su obra en España no ha dejado de crecer. En Papel en Blanco os hemos hablado de un buen montón de ellas: 'Barbara', 'Oda a Kirihito', 'Alabaster', 'Devorar la Tierra'... A finales de año salían al mercado, casi a la par, dos obras del sensei: 'Ayako', por una parte, publicada por Planeta, y de la que ya dimos cuenta aquí, y Dororo, por parte de DeBolsillo, de la que hoy hablamos.

En 'Dororo' conocemos a Hyakkimaru, un diestro espadachín sacudido por el peor de los sinos: su padre, el samuráis Daigo Kagemitsu, le entregó a cuarenta y ocho demonios a cambio del poder sobre el reino. A resultas de ello, los demonios se apoderaron de cuarenta y ocho partes de su cuerpo y su padre lo repudió. Como nuevo Moisés, fue recogido por un ermitaño que le hizo prótesis para su maltrecho cupero y le instruyó en el arte de la espada. Cuando se hace mayor, Hyakkimaru vaga por el país enfrentándose a esos demonios y recuperando su cuerpo, cuando conoce al pequeño Dororo, un avispado niño que afirma ser el mejor ladrón de Japón. Dos extraños compañeros de camino para una larga aventura en la que descubrirán que sus aparentes desavenencias esconden una profunda amistad.

'Dororo' es un manga originalmente editado en un total de cuatro volúmenes, que en España DeBolsillo ha editado en un solo y gigantesco tomo que suma casi 900 páginas. Fue publicado por primera vez en 1967 en como la 'Shonen Sunday' o la 'Boken’o', además de inspirar una serie de anime para televisión en 1969 y una película de imagen real en 2007. Se trata de una obra en la que Tezuka navega entre varios géneros: destaca la aventura, pero también tiene pinceladas de terror (con unos monstruos que parecen sacados de las páginas de 'Kitaro' de Shigeru Mizuki) y como siempre dosis del humor característicos de Tezuka. La estructura de la obra seguramente le resultará familiar al lector moderno: Hyakkimaru debe ir enfrentándose, uno tras otro, a todos los enemigos que una vez le robaron su cuerpo para ir reconstruyéndolo. Esta secuencia casi de videojuego es la que inspiraría otras obras del mismo estilo como 'Dragon Ball','One Piece' o 'Naruto'.

Dororo 02

No hay que dejarse engañar por el dibujo amable de Tezuka. Es cierto que aquí su estilo es más cercano al de 'La princesa caballero' o 'Astroboy' que a 'Adolf' o 'Ayako', pero, al igual que Miyazaki en 'La princesa Mononoke', un dibujo amable puede esconder secuencias verdaderamente crudas. En esta enorme obra, Tezuka se muestra de nuevo como un auténtico titán, desplegando en un tour de force todos sus recursos visuales, su riqueza y originalidad de planos, su incontinencia viñetil. Una lección de manga que no resulta extraño que calara en entonces jóvenes lectores como Toriyama u Oda. En 'Dororo', además, Tezuka sigue probando su gran conocimiento del alma dotando a los dos protagonistas de una gran humanidad.

Dororo Portada

Se le ha reprochado a este manga su final algo súbito (y eso, tras casi mil páginas de desarrollo), pero eso no es óbice para disfrutar de uno de los Tezukas más entretenidos que se han publicado en España.

'Dororo'
Osamu Tezuka
DeBolsillo, 2016.
Rústica, b/N. 848 páginas. 24,95€
ISBN: 9788466334648
Cómpralo en Amazon aquí

Más información | Ficha en Megustaleer
En Papel en Blanco | 'Ayako', de Osamu Tezuka: secretos de familia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio