Compartir
Publicidad
'¡García! 1', thriller en las Elecciones "del cambio"
Novela gráfica

'¡García! 1', thriller en las Elecciones "del cambio"

Publicidad
Publicidad

Hay autores que no paran de sacar novedades y en los últimos años Santiago García se está convirtiendo en uno de los historietistas españoles más activos de este último lustro. En esta ocasión planifica, junto con Luis Bustos, '¡García!' una obra en dos volúmenes del que Astiberri sacó hace nada el primero.

Estamos en una España pre electoral (sip), pero todo el país se conmociona cuando unos terroristas secuestran a la candidata propuesta por el Gobierno. Un Gobierno de coalición entre izquierda y derecha que intenta impedir el avance de los nuevos partidos. En este clima de crispación reaparece García, un agente secreto superpoderoso de la inteligencia franquista.

García se encuentra desplazado en el tiempo, el otrora gran superespía secreto se encuentra con una España irreconocible. Su compañero de aventuras, Jaimito, es ahora Don Jaime, jefe de la inteligencia secreta. García confía en Jaime, pero este tiene su propia agenda oculta en todo este caos. Por otro lado tenemos la historia de Antonia, hija de este y periodista de "El Actual" que intentará indagar la verdad sobre esta misteriosa figura.

Santiago García realiza con '¡García!' su propio Capitán América pero con toda su identidad ibérica. García es el típico héroe de historieta de los años 40-50, un remedo de Roberto Alcázar y Pedrín y similares. Cuestión que aprovecha con unas tiras dibujadas por Manel Fontdevila contándonos las últimas aventuras de nuestro héroe antes de desaparecer.

Garcia 2

'¡García! 1' tiene un gran fallo. Uno derivado, precisamente, de la planificación de la historia en dos volúmenes: El primer tomo sabe a muy poco con un primer acto introductorio excesivamente largo, llegando casi a la mitad del volumen con la sensación de que se podía haber contado en veinte. Esta narración descomprimida le pasa algo de factura.

Santiago García es, quizás, algo obvio en sus referencias a la situación política en España y los medios (puedes identificar perfectamente a personajes reales), pero tampoco creo que sea algo reprochable. Sobre todo porque es imposible entender '¡García!' sin conocer cómo están las cosas hoy en día respecto a hace sesenta años.

Pero donde falla el guion triunfa el dibujo excelso de Luis Bustos con un gran manejo de la narrativa, las luces y las sombras. Esto ayuda mucho a implementar el ritmo de la historia y hace que la lectura sea ágil.

Por lo demás creo que '¡García! 1' es una buena historia. Este primer tomo, si bien sabe a poco, deja con ganas de leer la segunda parte de esta trama. Y es que cuando la historia engancha, lo demás es coser y cantar.

En Papel en Blanco | 'Las Meninas', el Cómic de 2014

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio