Compartir
Publicidad
'Intrusos': Tomine, el rey de las distancias cortas
Novela gráfica

'Intrusos': Tomine, el rey de las distancias cortas

Publicidad
Publicidad

Adrian Tomine, uno de los autores más interesantes del cómic norteamericano no comercial (y con no comercial queremos decir “no de superhéroes”) ha vuelto tras prácticamente cinco años de silencio. Y lo ha hecho con el volumen ‘Intrusos’, que edita en español Sapristi, editorial que nos está sorprendiendo desde su reciente aparición por un criterio muy acertado en su esforzada selección de obras extranjeras, como ya vimos en la excepcional 'Cruzando el bosque' de Emily Carrol.

Adrian Tomine es un autor que se maneja mejor en las distancias cortas. Tras ‘Sonámbulo’, este norteamericano de ascendencia japonesa despachó la historia larga ‘Shortcomings’ (2008), en el que destacaba en el brillante del uso del costumbrismo en sus diálogos. En 'Rubia de verano' (2011), Tomine volvía a las historias cortas: Un joven escritor en una crisis creativa, una joven en paro que mata el aburrimiento haciendo bromas por teléfono, dos alumnos de instituto marginados por sus compañeros... Pequeñas historias cotidianas para hablarnos de la incomunicación, el amor o las obsesiones de la adolescencia. En ‘Intrusos’ vuelve a tomar este formato breve que le permite, con gran acierto, cambiar de estilo y de tono en sus narraciones.

Intrusos sapristi

Podríamos hablar en Tomine de la “magia de la cotidianidad”. En esta obra el autor no pretende encontrar ninguna fórmula nueva: lo que le interesan son las relaciones personales, las contradicciones del ser humano, el sinsentido de algunas situaciones de la vida, la ironía con la que a veces nos trata el destino. Y eso, en ‘Intrusos’ es tratado de modo excepcional. En esta ocasión nos encontramos con jóvenes algo frikis que aspiran a actuar de monologuistas, avejentados fans del beisbol, chicas cuyo nombre coincide con una popular actriz porno...

Tomine nunca ha ocultado sus influencias, y en este volumen parecen más diáfanas que nunca. Por una parte, la limpieza y la asepticidad de un trazo concienzudamente estudiado, heredado de Chris Ware, como podemos ver en ‘Traducido al japonés’, donde el narrador va contando una historia, una breve anécdota, y evitando escrupulosamente las figuras humanas. En ‘Vamos, Búhos’, las referencias a Jaime Hernández (‘Love & Rockets’) son obvias, no sólo en las figuras femeninas, sino también en el tono tragicómico de una historia de amor de un cantamañanas cuarentón y una joven que se conocen en una terapia de grupo. En ‘Una breve historia del arte conocido como hortiescultura’ reconocemos el trazo y el estilo de Daniel Clowes, sobre todo de su ‘Wilson’ (2011), en el que usaba múltiples registros para configurar a un personaje perdedor como los que gustan a su autor. En la historia de Tomine, el descubrimiento y obsesión del protagonista de la “hortiescultura” se presenta en el formato de tira cómica diaria, con una tira especial “dominical” en color cada siete. El personaje no puede evitar ser una especie de Charlie Brown adulto que busca insistentemente demostrar su utilidad o forzar su reconocimiento público, cosa que invariablemente termina mal. En ‘Intrusos’, en cambio, la inquietante historia que da nombre al volumen (en español), Tomine se acerca más a un David Mazzucchelli de ‘La ciudad de cristal’, con un trazo más roto de lo que es habitual para él, un uso de un blanco y negro más sucio, y una preferencia de los primeros planos de manos.

Intrusos Portada

Tomine es un narrador mayúsculo. Me entusiasma, por ejemplo, la manera tan inteligente que tiene de sugerir el paso del tiempo en ‘Triunfo y tragedia’ sólo con los detalles que aparecen dentro de las viñetas, o cómo puede convertir la tira cómica clásica en otro formato mucho más íntimo sólo llevando al extremo los presupuestos de Schulz en ‘Peanuts’.

‘Intrusos’ me parece la obra más redonda de Adrian Tomine. Seis historias en las que destaca la fuerza de unos personajes bien trazados y el retrato de las miserias cotidianas de la vida actual, con sus, como reza uno de los títulos, pequeños triunfos y tragedias. Nos quedamos con este volumen como uno de los mejores cómics del año.

'Intrusos'
Adrian Tomine
Sapristi, 2016
Cartoné, 128 pgs. Color. 22€

Más información | Ficha en Sapristi
En Papel en Blanco | 'The Lonesome Go', viaje a la deriva por América

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio