Compartir
Publicidad

Lucha Libre #1: diversión y máscaras

Lucha Libre #1: diversión y máscaras
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Recientemente se ha editado en nuestro país el primer volumen de Lucha Libre, un cómic que recopila en forma de antología historias de diversos autores relacionadas con este particular deporte acrobático. El promotor de la idea es Jerry Frissen, guionista de origen belga que reside actualmente en Los Ángeles.

Esta ciudad es la elegida para acoger las aventuras de The Luchadores Five, cuya historia ocupa la mayor parte de este primer volumen. Este peculiar grupo de justicieros contra el mal está formado por cinco individuos anónimos que recorren la ciudad enmascarados como si fueran combatientes de la lucha libre mexicana. Inspirados por la mítica figura del luchador El Santo, deberán enfrentarse a enemigos tan psicotrónicos como una banda mafiosa fancesa (con boinas y todo), un dinosaurio deprimido y un imitador de Elvis cuya maldad no se conforma con destrozar las canciones del rey del rock.

El dibujo corre a cargo de Bill Frissen, que fusiona la estética del cómic europeo con influencias del manga más humorístico. Por supuesto, sus viñetas están llenas de acción y dinamismo, como corresponde a tan llamativos héroes. El punto fuerte de la historia son sus originales personajes, ya que el argumento en sí no es nada del otro mundo. Los cinco luchadors combinan sus heroicas aventuras con el desastre de su vida cotidiana, que quizá conforme avancen los tomos acabe cobrando mayor interés.

The Luchadores Five

No se trata de un cómic que sólo vaya a intersar a los amantes de la lucha libre. Creo que su público objetivo se concentrará más en los lectores que quieran encontrar un nuevo enfoque a los superhéroes de toda la vida y que disfruten con el humor canalla de su autor.

En el tomo también podemos encontrar dos historias del Profesor Furia, de una página cada una. Creado por Witko e Inés Vargas, este personaje regenta una escuela de lucha libre y es especialista en meter en líos a sus alumnos. Enredos y equívocos regados por un humor mortadeliano que no termina de hacerme tilín, ni por la historia ni por el dibujo.

El Profesor Furia en accion

Por último, se incluye también otra historia protagonizada por Los Luchadoritos. Se trata de un grupo de chavales apasionados por la lucha libre que tratan de seguir el ejemplo de sus ídolos con divertidos resultados. Las 6 páginas que se incluyen en este primer tomo son demasiado escasas como para ofrecer una valoración apropiada de la obra. Sólo puedo decir que la idea promete y resulta muy entretenida, veremos qué tal se desarrolla.

Los Luchadoritos

Más información |Ediciones Glénat

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio