Compartir
Publicidad
'Paper Girls', Vaughan en automático sigue siendo bueno
Novela gráfica

'Paper Girls', Vaughan en automático sigue siendo bueno

Publicidad
Publicidad

Uno de los autores al que siempre hay que seguir la pista (más que nada porque en cuanto te despistas tiene dos o tres series nuevas en preparación), es Brian K. Vaughan, que en los últimos años nos ha traido maravillas como 'Saga' y 'The Private Eye'. En esta ocasión Planeta ha iniciado la publicación en grapas de su nueva serie: 'Paper Girls'.

Mientras que en España el próximo mes saldrá el segundo número, servidor tuvo la oportunidad de leer el primer tomo norteamericano, que reúne los cinco primeros números de 'Paper Girls', escritos por Vaughan y dibujado por Cliff Chiang, al que hasta hace poco le hemos visto con la Wonder Woman de Azzarello.

Nos trasladamos a primeras horas de la mañana del 1 de noviembre de 1988, Erin es una joven repartidora de periódicos en los suburbios de Cleveland que se junta con la pandilla de MacKenzie, la primera chica repartidora de periódicos de la ciudad. Estas cuatro chicas se encontrarán de repente con un gran misterio: una extraña máquina en un sótano y seres extraños que parecen recolectar aparatos de la época...

Y me temo que hasta ahí voy a contar, más que nada por no estropear al lector que sigue la serie a ritmo español más de la cuenta. Digamos que, al más puro estilo de las aventuras de los años ochenta, las chicas se encontrarán en medio de un misterio con tintes de ciencia ficción con un subtexto sobre diferencias generacionales, dejar de ser un niño y un toque de nostalgia.

Brian K. Vaughan nos ofrece en 'Paper Girls' una buena idea pero, lamentablemente, la narración no está a la altura. El primer número me parece ejemplar, pero este arco introductorio deja con la sensación de que le falta fuerza para iniciarlo todo. Eso, además, con un guion que parece hecho en modo automático. Afortunadamente el guionista es bueno, por lo que el automatismo resulta bien.

Cliff Chiang, por otra parte, ofrece un buen dibujo, que ayuda mucho a crear la mitología necesaria para que funcione bien 'Paper Girls'. 'Paper Girls' es, en definitiva, una obra interesante aunque a mejorar, sobre todo en el guión. Lo importante es que deja muy buen sabor de boca y un toque de aventura ochentera que, como me pasó con 'Stranger Things', me puede... y por eso me la quedo.

En Papel en Blanco | Premios Eisner 2016

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio