Compartir
Publicidad
'Semillas de ansiedad': prosigue la ola de terror japonés
Novela gráfica

'Semillas de ansiedad': prosigue la ola de terror japonés

Publicidad
Publicidad

Gracias al tirón de autores como Junji Ito, del que en Papel en Blanco os hemos hablado varias veces (con motivo de 'Fragmentos del mal', 'Gyo', 'Hellstar Remina' o 'Black Paradox'), ECC ha decidido explotar la vena del manga de terror. Y esto no es nada, porque en agosto, la editorial española ha realizado un verdadero desembarco de otras obras de Ito de las que en Papel en Blanco os hablaremos.

Así que para diversificar y explotar esta brecha, ECC nos trae 'Semillas de ansiedad', un manga de Masaaki Nakayama que camina por las sendas del terror típicamente japonés. Vamos a verlo.

'Semillas de ansiedad' es la primera entrega de tres volúmnees donde nos encontramos, de manos de Masaaki Nakayama, una recopilación de historias cortas que desarrollan un terror muy característico. Se trata de un horror muy sutil y particular, que puede costar al público no familiarizado con la cultura japonesa, porque en el fondo tiene mucho de tradicional. No es el mismo de Junji Ito, que optaba por lo mórbido y por la fascinación de la destrucción del cuerpo. Ito, además, tiene un especial interés por ese mal, esa conciencia diabólica que acecha al hombre.

Semillas nakayama ecc

En Nakayama, las figuras silenciosas, espectrales apariciones que acechan a los vivos, son las que principalmente atormentan a los protagonistas de estas historias. No hay una explicación para ellas ni para el motivo por el que hostigan a los vivos, lo cual es lo más perturbador de su presencia. Seres imposibles, pero también figuras fantasmagóricas muy reales: no nos da miedo lo que puedan hacernos (¿o sí?), sino su mera existencia y las implicaciones que esto tiene.

'Semillas de ansiedad' no busca la estridencia ni la sangre: el terror viene por aquello que es vagamente humano y que aparece donde no tendría que aparecer, un terror más en la línea del escritor Koji Suzuki ('Dark Water'): en sus historias cortas, Nakayama busca inspiración en las figuras de la tradición nipona y demuestra que las puede reutilizar en un contexto urbano con éxito.

Maasaki Nakayama sabe extraer muy bien el lado tenebroso de los pequeños detalles de la vida cotidiana: los ángulos oscuros de una calle solitaria por la noche, los pasillos silenciosos de la escuela cuando ya no queda nadie, un desconocido que nos observa en la distancia y del que no reconocemos el rostro. Y de esta manera, se vale de los miedos más atávicos, para crear un brillante ambiente de terror. La historia aquí no importa; de hecho, los personajes tampoco. Muchas de las historias son tan cortas que apenas una y otros están esbozados: lo que resalta aquí es la experiencia, la sensación de desasosiego que se genera en los protagonistas y en el lector. A ello ayuda el trazo, a veces limpio y sucio cuando la ocasión lo requiere, del autor.

Semillas de ansiedad Portada

Esta primera entrega de 'Semillas de ansiedad' deja muy buen sabor de boca a aquellos que nos gusta este terror que va más allá de los desmembramiento o la búsqueda de lo repugnante: aquí, el miedo vendrá por un detalle fuera de su sitio, un niño extraño que te saluda desde la calle, una viejecita que pide limosna... y que no tiene pies. Un terror sutil (demasiado sutil para algunos quizá) en el que Nakayama conecta modernidad con tradición de forma brillante.

'Semillas de ansiedad' (1 de 3)
Masaaki Nakayama.
ECC, 2016.
Rústica con sobrecubierta, b/n. 8,95€
ISBN: 978-8416660971
Cómpralo en Amazon aquí.

En Papel en Blanco | 'Black Paradox'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio