Compartir
Publicidad

'Tolstói era un charlatán': conversando con Harvey Pekar

'Tolstói era un charlatán': conversando con Harvey Pekar
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Corre el año 1984, Harvey Pekar es un autor todavía poco conocido pero que va llamando la atención con su personal obra, que ha abierto un nuevo camino a los cómics en Norteamérica, que hasta el momento eran mayoritariamente protagonizados por superhéroes. En ese año Gary Groth realiza una entrevista telefónica con Pekar y de ella resulta este librito, 'Tolstói era un charlatán', editado recientemente por Gallo Nero y que nos da una perspectiva más profunda del pensamiento y la obra del autor de 'American Splendor'.

En la entrevista, conocemos al Pekar más íntimo, opinando sobre cuestiones de carácter social: la emigración, la integración en Estados Unidos, el feminismo, las políticas de izquierda... Con todo, uno de los principales temas de la larga entrevista es el cómic. Pekar carga las tintas sobre lo que el llama el cómic de fantasía o evasión, y denuncia el monopolio que ejercen los superhéroes en el cómic de la época, a la vez que defensa otro modelo de cómic, donde puedan contarse historias cotidianas y el medio supere ese corsé que lo atenaza desde los años sesenta. Por suerte, el tiempo no le ha dado la razón a Pekar en cuanto a la importancia del cómic de autor, o simplemente a las corrientes no comerciales fuera del circuito superheroico. Pekar piensa que no hay futuro para estas expresiones, lo cual hemos visto que no se ha cumplido. Aún más: la importancia de Pekar dentro del mundo del cómic ha sido gigantesca; si bien no fue el primero, fue el autor que más enconadamente apostó por otro tipo de tebeos, que, de igual forma que ocurrría en la literatura (Pekar se nos revela como un gran lector autodidacta), pueda dar cauce a la expresión más íntima del autor. Esta lucha por un cómic que se alejara del dominio de los cómics de evasión terminó influyendo en la manera de escribir tebeos, de manera que hasta las corrientes más comerciales le deben a Pekar un gusto por la introspección que hasta entonces había sido anecdótico.

Personalmente creo que la parte más interesante de la obra es cuando se toca el tema de la literatura. Como hemos apuntado, Harvey Pekar fue un impenitente lector, una persona que no disfrutó de estudios superiores (abandonó la universidad en el primer curso) pero cuyo gusto por la cultura le llevó a formarse de manera independiente. Se nos desvela aquí como un crítico sincero y desacomplejado, que basa sus humildes opiniones en su trayectoria como lector (una formación que en el momento de la entrevista sigue en curso). Sus opiniones no están teñidas por la pomposidad académica de la que los críticos muchas veces hacen gala, si no que se nos antojan francas y razonadas, desde un punto de vista no impostado de quien no es sino un lector empedernido.

'Tolstói era un charlatán' constituye una forma adyacente de acercarse al universo de Harvey Pekar; no diría, como algún otro crítico ha dicho, que es el retrato del Pekar más personal, porque para intimidades, el autor ya tenía su obra 'American Splendor', pero sí es una mirada entre bambalinas a la manera de crear de pensar de este autor.

Más información | Ficha en Gallo Nero En Papel en Blanco | Los cómics de Harvey Pekar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio