Compartir
Publicidad

'2666' es la novela del año según la revista Time

'2666' es la novela del año según la revista Time
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El año pasado ya reseñamos que la novela Los detectives salvajes de Roberto Bolaño habia impactado poderosamente las preferencias de los círculos editoriales y lectores de los Estados Unidos y que esa novela habia sido elegida como una de las más importante del año por el Washington Post. Este año la que aparece en la palestra de la crítica norteamericana es 2666 la obra póstuma de Bolaño, al menos asi lo anuncia la revista Time en un artículo escrito por Lev Grossman.

2666 es un monumento literario, como lo es también Los detectives salvajes, sin embargo la historia y los referentes paraliterarios hacen que sea una obra especial. Bolaño tenía mucho tiempo trabajando en ella y se habia convertido en una obsesión para él terminarla. Intuyendo que la donación del órgano que precisaba para sobrevivir no llegara a tiempo o que el trasplante no fuera exitoso, se ocupó de hacer arreglos para que fuera publicada en varios volúmenes como una serie de novelas que dialogaban entre sí, a pesar de que habia sido escrita como un solo volumen. Tras su muerte, editor y viuda decidieron sensatamente mantener la unidad originaria y así, 2666 se ha convertido en una referencia mundial del portento narrativo de Roberto Bolaño (1953-2003).

Según Grossman, con la aparición esta semana, de la traducción al inglés de 2666 se completa la conquista de los Estados Unidos por parte de Bolaño, quien es considerado una de las revelaciones literarias más importantes de los últimos años. Me queda la curiosidad de saber qué hubiera pensado el autor nacido en Santiago de Chile en 1953 de este impacto de su obra sobre la crítica de los Estados Unidos. Me consta que era admirador de algunos de sus autores, pero también me consta que era un gran crítico del sistema de la crítica literaria institucionalizada, asi que probablemente se lo hubiera tomado con cierto desparajo. Y creo que Grossman lo sabe cuando describe a Bolaño como "difficult, angry, self-reflexive" (difícil, amargado y autoreflexivo en una traducción libre) y añade una referencia o comparación entre Jorge Luis Borges y Bolaño:

Bolaño a menudo es comparado a Jorge Luis Borges, pero a Borges nunca se le habría ocurrido escribir 2666. El habría escrito un cuento, una miniatura exquisita acerca de un grafómano loco que lo llama y le habla de escribir 2666

2666 es una novela de excesos, una novela densa en cinco partes en las cuales cuatro investigadores van a la búsqueda de un autor: Archimboldi. En esa búsqueda, que sólo tendrá una parcial resolución al final (porque no hay que olvidar que ciertamente a Bolaño le gustaban los crímenes no resueltos o abiertos), aparecen historias y personajes profundos, intensos que muestran lo más bizarro de la naturaleza humana, las miserias, tragedias, a la vez que los más sublimes sentimientos humanos y pasiones intelectuales. Este es un libro peligroso, concluye Grossman. Es una obra única, enigmática. Al morir, Bolaño se llevó consigo muchas de las claves que quizás nos permitirían encontrar sentido en detalles como el título, por ejemplo. Pero no sería muy bolañesco eso de estarse explicando a si mismo, así que creo que se reiría sarcástico viéndonos enredados en el juego que legó. Movería la cabeza a un lado y a otro, lanzaría una carcajada y se voltearía a encender un nuevo cigarrillo.

Vía | Time En Papel en blanco | 'Los detectives salvajes' uno de los mejores libros del año según el Washington Post

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio