Compartir
Publicidad

'Amberville' de Tim Davys

'Amberville' de Tim Davys
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ahora que casi acabamos el año, me he encontrado con una de las mayores sorpresas positivas de lo que va de él, puede que la mayor de todas. Y es que Amberville, de Tim Davys, ha conseguido sorprenderme desde el primer momento, y hacía bastante tiempo que no quedaba tan enganchado a un libro, no podía dejar de leerlo.

Como suele ocurrir en estos casos, fue la más pura casualidad la que hizo que acabara leyendo este libro. Todo empezó por la portada, que al verla desde cierta distancia pensé: ¡Vaya, si es el cuadro Aves nocturnas de Hopper (no entiendo de pintura pero es mi pintor favorito con creces)! Pero cuando me acerqué me quedé de piedra al ver que el cuadro aparecía con animalitos como protagonistas, cuando pude salir de mi estado de shock, leí la contraportada y es que resulta que el libro está protagonizado por peluches, como lo oyen. ¡No me lo podía creer! Finalmente me pudo la curiosidad, empecé a leerlo y esa fue mi perdición, ya no pude escapar (afortunadamente).

Sin embargo, la historia que nos cuenta 'Amberville' podría pasar por una típica trama de novela negra, muy bien contada y sin perder el ritmo ni las ganas de seguir avanzando en ningún momento.

Así, la historia está centrada en Eric Oso (todos los personajes llevan por apellido el animal que representan, jeje), un peluche que lo tiene todo: un buen trabajo en una agencia publicitaria, una mujer preciosa (Emma Coneja), una casa estupenda, absolutamente todo. Pero como es habitual en estos casos, esconde un pasado que regresará de golpe a la actualidad. Nicholas Paloma, el mafioso más temido de la ciudad y dueño de un casino, para el que Eric trabajó, vuelve a buscarlo para pedirle un último favor (o su mujer Emma sufrirá las consecuencias).

Portada Amberville

El último trabajo consiste en que lo elimine de la Lista de la Muerte en la que aparece su nombre. ¿Cuál es el problema? Pues que ni siquiera se sabe si existe realmente esta lista, supuestamente la que marca la duración de la vida de los peluches. Sólo saben que sus vidas acaban cuando un camión pasa a recogerlos y se los llevan no se sabe donde.

Para llevar a cabo esta difícil tarea, Eric tendrá que reunir al equipo de los viejos tiempos: Tom-Tom Corneja, Sam Gacela y Serpiente Marek. Junto con ellos nos irá llevando por ese mundo de peluches hasta un más que satisfactorio final, temía que el final del libro decayera un poco, pero mantiene el nivel sin apuros. Se puede pensar que el protagonismo de los peluches le haga perder realismo a la historia, pero no, en ningún momento esto afecta a la novela. De hecho ni siquiera se empeña en recordarnos continuamente que son peluches, todas las alusiones a esa condición están introducidas de una forma muy natural y nada rebuscada.

Muy buena me ha parecido también la forma que tiene Tim Davys de contarlo, ya que cada dos o tres capítulos de la trama central, nos ofrece otros donde se nos irán presentando personajes que después tendrán su peso en la historia o profundizando en algunos que ya conocemos. Es en varias de estas "pausas" donde iremos conociendo, por ejemplo, la vida de Teddy Oso, el hermano gemelo de Eric. Sin duda, la historia de Teddy me parece de lo mejor del libro, también tendrá mucho protagonismo y además nos encontraremos con un originalísimo triángulo amoroso, muy bueno.

Por si esto fuera poco, estos peluches nos ofrecen una profunda reflexión de nuestra sociedad actual, tocando temas como la religión, la maldad, la ambición o el poder a través de unos personajes en los que el grado de mentira, engaño o malicia es elevado. Muy pocos son los personajes de esta historia que tengan buenas intenciones. Como muestra de lo que os digo, en el libro se plantea que la maldad de nuestros días aparece en forma de pereza y cobardía, totalmente de acuerdo.

Como última curiosidad, decir que nada se sabe de Tim Davys, bueno sí, se sabe que es sueco (o sueca), ya que se ha limitado a un ambiguo comunicado mandado a la editorial en el que se autoproclama como un lector tardío, aunque con esta novela ha conseguido demostrar que tiene mucho talento.

En definitiva me ha encantado 'Amberville', me ha hecho disfrutar y me lo he pasado en grande inmerso en las aventuras de estos peluches que no me han dejado ni un segundo de respiro. ¡Ojalá me encuentre pronto con otra novela que me entusiasme tanto! Si tenéis la oportunidad, yo no me lo pensaría, ¿qué mejor compañía que unos tiernos peluches?, jeje.

Las fosas nasales de su hocico de tela se ensancharon y, de forma inconsciente, estiró hacia delante sus pequeñas orejas redondas. No se atrevía a imaginar siquiera quién podría estar llamando a su puerta, pues rara vez recibía visitas inopinadas. Frunció sus cejas, bordadas a punto de cruz, mientras se llevaba una mano a la dolorida cabeza. No obstante y simultánemente, un destello de picardía asomó a los botones negros de sus ojos.

Y como regalo extra, os dejo este genial video promocional del libro (si es que da para mucho este 'Amberville'...):

Editorial Anagrama Colección Panorama de narrativas 352 páginas ISBN: 978-84-339-7517-1

Más información | Ficha en Editorial Anagrama

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio