Compartir
Publicidad

Arnold Bennett nos trae un 'Cuento de viejas'

Arnold Bennett nos trae un 'Cuento de viejas'
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Ya sabéis lo mucho que me gustan los autores victorianos, por lo que era muy difícil que dejara pasar de largo esta novedad sin comentarla al menos con vosotros. Cuentos de viejas de Arnold Bennett ha sido calificada como la más representativa novela del naturalismo inglés, lo suficiente como para que yo me decidiera a darle un vistazo. Eso sí, hay que tener tiempo para leer las 736 páginas que componen el libro... Lo edita RBA y puedes comprarlo por 32 euros.

'Cuento de viejas' narra las vivencias de una familia inglesa a lo largo de tres generaciones, desde los años sesenta del siglo XIX hasta los comienzos del siglo XX. El título alude precisamente a las historias que Sofía y Constanza Baines se contarán al final de sus vidas, cuando sus caminos vuelven a confluir. Como os podéis imaginar, desde la adolescencia de estas dos muchachitas hasta su senectud, no pocas cosas les han tenido que ocurrir... Todo un repaso a la Inglaterra del XIX e incluso un vistazo al clima creado en París tras la guerra franco-prusiana. Un viaje en el tiempo a una Inglaterra ya desaparecida.

Arnold Bennett nació en 1867 en la zona de las Potteries, una región en el centro norte de Inglaterra célebre por sus fábricas de cerámica. Precisamente esta región será utilizada como escenario de sus novelas, con su aburrida sociedad y sus miserias. Empleado por su padre, Bennett tuvo una infancia infeliz, también tema recurrente en sus novelas, la dificultad para encauzar las relaciones familiares. Con un estilo tradicional y profundamente crítico, Bennett recogería en sus historias la realidad de la Inglaterra de clase media, con sus alegrías y bajezas. Moriría en Londres en 1931 de fiebres tifoideas.

La verdad es que me encantan este tipo de libros pero, uff, su extensión me tira un poco para atrás. Antes me pasaba todo lo contrario, cuanto más gordo fuera un libro, muchísimo mejor. Claro que antes sólo me dedicaba a leer y, como mucho, a estudiar (ejem), y no tenía tantas obligaciones como ahora. Lo apunto en la lista de libros que quiero leer, lista que voy a tener que encuadernar en varios tomos, porque tiene ya una longitud...

Más información | Ficha en RBA

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio