Compartir
Publicidad

Bondiana llegada a las librerías de 'Devil May Care'

Bondiana llegada a las librerías de 'Devil May Care'
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un buque de guerra de la armada inglesa atraca en los muelles del Támesis. Un comando desciende y se aproxima a tierra en una lancha Zodiac. Los transeúntes, atónitos ante el espéctaculo, no saben qué pensar cuando descubren que una mancha roja entre tanto caqui militar corresponde a una explosiva rubia que lleva entre sus manos un maletín. La lancha toca tierra, la enigmática mujer es rodeada por una escolta y velozmente se desplaza en un coche de vidrios tintados al centro de Londres, en dónde consigna el críptico maletín en... una librería.

No se trata de una instalación secreta del MI6 sino de una auténtica librería. Y el maletín no contiene planos robados, sino siete ejemplares de Devil May Care, la nueva novela de James Bond, firmados por el escritor que ha tomado el relevo de Ian Fleming, Sebastian Faulks. La novela sale este miércoles a la venta y si algo hay que reconocer es que su estrategia publicitaria supera todo lo visto hasta ahora. Srs. de Planeta, vayan pensando en la que van organizar por la publicación del tercer libro de Carlos Ruiz Zafón. Los ingleses han subido el listón y no nos conformaremos con nada inferior a un helicóptero.

Sobre la experiencia de ponerse en la piel de Fleming, Faulks asegura que ha intentado emular su sistema de trabajo, ya que su estilo de vida estaba por encima del común de los mortales. En su casa en Jamaica, Ian Fleming solía escribir mil palabras en la mañana, luego practicaba buceo de superficie, tomaba un cóctel, almorzaba en la terraza, más buceo, y otras mil palabras más en la tarde, luego más martini y mujeres glamurosas. En mi casa en Londres, seguí esta rutina con exactitud, aparte de los cóctel, la comida y el buceo en superficie.

Sobre la novela, de cuyo argumento sólo se sabe que tratará del mundo de las drogas (tema demasiado realista que Fleming obvió para regalárnos en su lugar elegantes genios del mal) y que Faulks no teme defraudar a los seguidores. Espero que las personas lo disfruten y que Ian Fleming lo considere en el espíritu caballeresco de sus propias novelas, por lo que este constituya un añadido aceptable a la serie.

Vía | Yahoo! Noticias En Papel en Blanco | Devil May Care

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio